Olvidando-Lo-Que-Quedó-Atrás

//Pr. Luis A. Núñez\\

1.- Lucas 4:16-22

Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 17Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. 21Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.

Exactamente la profecía que el Señor está leyendo aquí es la que se dio en Isaías 61, y tanto en el antiguo testamento la expresión “Buena Voluntad” así como la expresión “agradable”, en el Nuevo Testamento significan favor, el año favorecido, o el año de su favor, es decir Él dice que vino a predicar, a declarar el año de su favor, todavía la palabra nos muestra que las personas que  experimentarían ese favor, serian llamados de árboles de justicia, “ayil” (árbol grande y frondoso), para la gloria de Dios, la Biblia dice que ahora somos ministros del nuevo pacto, 2 Corintios 3:6,  entonces estamos afirmados en Cristo y  hechos justicia de Dios,

Corintios 5:21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

Ahora Jesús nos habla que vino a predicar este año, el año de su favor, en realidad año aquí se refiere a un tiempo o un ciclo, que es tiempo de la gracia en la que estamos, Dios siempre trabajo en ciclos, nos muestra el desarrollo de su creación en ciclos, un año es un ciclo, y en al biblia vemos ciclos de años generalmente de 7 años, también de 40 años, etc.
En levítico 25:8-9 Contarás siete semanas de años, siete veces siete años, de modo que los días de las siete semanas de años vendrán a sumar cuarenta y nueve años. 9Entonces harás tocar fuertemente la trompeta en el séptimo mes; el día diez del mes—el día de la expiación—haréis tocar la trompeta por toda vuestra tierra.

Los ciclos más generales son de 7 y cada año en ese ciclo tiene sus propias características, cuando no distinguimos eso podemos perder el rumbo y aun interrumpir esos ciclos, todavía tenemos ciclos en cada área, laboral, matrimonial etc. siempre Dios nos enseña que hay marcos (comienzos y finales), por ejemplo cuando Israel salió de Egipto Dios dijo lo siguiente: Éxodo 12:2     Cuando Dios estableció la pascua en el mes de Abib, este no era el primer mes en realidad estaba entre el tercer y cuarto mes equivalente al mes de marzo-abril, Dios dijo a partir de este mes será “enero” será el primer día del año, a partir de este mes es lo que aconteció en la conversión, es desde allí que todo comienza, solo tiene realidad donde hay vida de Jesús, verso 2, este mes será el principal el de los meses será el primero, paso a ser el primero porque era el comienzo de una vida, de una existencia, tienes que aprender a contar tus días, los años vividos en las tinieblas estos no son contados para Dios, es como si estuviéramos muertos en verdad, estábamos muertos ahora tenemos vida  a partir de eso tus días comienzan a ser contados, aprende a colocar marcos en tu vida.
Ahora estos ciclos tienen sus propias características.

a.- primer año.- el año de aprendizaje
b.- Segundo año. – es el año del arduo trabajo
c.- Tercer año. – año de la intimidad o amistad.
d.- Cuarto año. – año del fructificación.
e.- Quinto año. – año de la perseverancia.
f.- Sexto año. – año de la bendición triplicada
g.- Séptimo año. – año del disfrute del descanso.

2.- Salmo 65:11

Tú coronas el año con tus bienes, Y tus nubes destilan grosura.
La palabra coronar aquí en el hebreo es “atar”, que significa cercar, rodear. Entonces la corona aquí no es necesariamente algo que se coloca en la cabeza, sino algo que nos cerca al derredor. Ser coronado de bondad significa ser cercado y envuelto con la bondad de Dios.
la palabra “atar” también puede significar protección.

Es decir, seremos protegidos por su bondad, la palabra bienes es la palabra “tov”, que significa propiamente bondad, es decir seremos rodeados o protegidos por su bondad.
Y la expresión nubes en otras traducciones senderos destilan prosperidad, es decir sus caminos, sus pisadas, y la palabra grosura significa abundancia, su sendero es caminar en sus pisadas como dice 1 pedro 2:21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas, entonces si andamos en sus pisadas este año por donde vamos experimentaremos un año de abundancia para nosotros.

Observa El vino predicar un año de su favor un ciclo una era, en la que estamos y en ese ciclo de gracia Él va coronar rodear este año de su bondad, entonces tenemos que aprender a contar nuestros días, no sé qué características enfrentaras este año, no sé en qué año de cada ciclo estas, pero Dios te va a coronar de su bondad y llenarte de su abundancia, pero hay un detalle que quiero que veas:

3.- Marcos 8:2-9,13-21, Mateo 16:12, 

La Biblia nos muestra en el salmo 65:11 como ya vimos que su sendero es de abundancia, aun si fuera la traducción  nube, bajo su nube hay abundancia, entonces debemos estar bajo su nube o sus pisadas para experimentar abundancia, tiene que ver con el creer, no el hacer, es año de bendición , todo lo que has experimentado es la multiplicación de los 7 panes que has entregado pero había un octavo pan que no había sido entregado, estaba en la barca, Jesús habla con ellos y no entienden de primera instancia, creen que se refiere a la reprensión por olvidarse de traer pan, pero tiene que ver con el creer, había un solo pan, y Jesús les dice ya se han olvidado de lo que sucedió, colocaron en mis manos 7 panes y sobreabundo, es creer en su gracia en su favor la doctrina de los fariseos era el hacer, el esfuerzo propio, la autoconfianza, la culpabilidad, la condena, era solo recordar que todo lo que se pone en sus manos se multiplica, era solo ENTREGAR ESE PAN y  creer, todo lo que estas experimentado fue porque entregaste a Dios, pero “hay un octavo pan”, que necesitas colocar bajo su nube, o en su sendero, tu trabajo, talvez tu economía, tu carácter, tu familia, etc.

Este año es el año de su favor, solo coloca en sus manos todo lo que no colocaste hasta hoy y CREE.

Descargar Audio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *