Olvidando-Lo-Que-Quedó-Atrás

//Pr. Hwung Sungjoo\\

el-poder-de-la-gratitud

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:18)

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:18)

Una de las más grandes lecciones que todo cristiano tiene en su vida es aprender a agradecer, esto puede marcar su vida de forma radical. Para mostrar este principio me gustaría contarles el caso de un amigo mío, el Dr.  Youngwoo Kang, él escribió una carta a sus amigos y familia tiempo antes de morir:

“Más que nadie yo he tenido una vida feliz y bendecida, le doy gracias a Dios por permitirme tener un tiempo precioso para poder despedirme de las personas amadas y de poder arreglar todas las cosas. Gracias a ustedes, mi vida ha estado llena de amor y de gracia.Cuando apagué la vela de mi último cumpleaños, no le pedí nada al Señor. En vez de eso, le entregué al Señor una oración de agradecimiento. ¡Qué más le podría pedir al Señor si me dio cien veces más lo que le pedí! Ahora estoy preparando mi último momento, para que sea de bendición”

Esta fue la última acción de agradecimiento de mi amigo, a través de él entendí la importancia de vivir una vida de constante agradecimiento, en medio de toda circunstancia necesitamos expresar gratitud. Dar gracias a Dios en todo puede marcar nuestra vida, inclusive en nuestra salud. Hace algunos años mi madre estuvo muy mal de salud, al punto que el dolor la llevó a pedir a Dios que la llevará a su presencia para descansar de lo difícil de su enfermedad, estaba postrada en su cama y decidió no levantarse más hasta que llegase el día de su muerte; un día me anime a escribir a una carta a mi madre expresando agradecimiento. Mi carta decía lo siguiente:

“Madre, Gracias por que eres el regalo para mí, gracias por vivir hoy. Gracias porque me amaste durante toda tu vida. Gracias por darme a luz y por ayudarme a crecer, gracias porque eres un ejemplo de amor, gracias por orar diariamente por mí, gracias por animarme para que yo tenga una gran visión, gracias por mandarme a una buena escuela y a la mejor universidad, gracias por darme la inspiración para ser gran hombre, gracias porque eres un ejemplo de fe, gracias por tu servicio para nuestra familia, gracias por tus lágrimas, tu dedicación y tu trabajo por mí en toda tu vida”

Cuando ella recibió esta carta entendió que tenía un hijo que estaba agradecido de corazón, volvió a ella la razón de su existencia en este mundo y la motivación de su vida, así que se levantó de su cama y no volvió a resignarse, increíblemente su salud mejoró al punto que empezó a hacer sus actividades de forma normal. El agradecimiento funciona como un restaurador de la salud física, mental, social y espiritual. En mi experiencia como médico en Corea del sur, he podido comprobar que el agradecimiento recupera todas las células del cuerpo, a través del agradecimiento puedes mantener el latido ideal del corazón, cuando eres agradecido tu ritmo de presión arterial, la respiración y la frecuencia cardiaca pueden funcionar mejor, por el contrario, una actitud de queja y frustración empeoran tu salud significativamente.

A partir de que entendí el poder de ser agradecido, decidí empezar una lista diaria de motivos de agradecimiento, cuando empieces a hacerlo verás como todo cambiará, tu actitud frente a todo será muy diferente. Al inicio empecé haciendo una lista diaria de diez motivos de agradecimiento hacia Dios, pero al pasar el tiempo esa lista fue creciendo, ahora mi lista creció hasta más de cien, notarás que en tu caso pasará lo mismo.

Yo soy un especialista en el tratamiento del cáncer y he podido ver como mis pacientes que ejercitan el agradecimiento muestran mejorías y en muchos casos sanidades sobrenaturales. No solo sucede eso con el cáncer sino baja el estrés, aumenta la secreción de serotonina (hormona de felicidad), la recuperación de la función inmunológica, etc.

Grandes hombres de Dios como John Wesley, William Carey, Corrie ten Boom, Juan Crisóstomo y muchos más, fueron personas que consideraron la gratitud a Dios como parte importante en sus vidas, no es casualidad pues aquello que alcanzaron para el Señor. Dostoyevski diría: “Los humanos no saben agradecer injustificadamente. ¡Qué sorpresa, humano ingrato!”. Si miras la vida con un lente de agradecimiento, podrás disfrutar de la felicidad profunda. Veamos el siguiente versículo:

“Reconócelo en todos tus caminos y el enderezará tus veredas” (Proverbios 3:6)

Las acciones de gracias abren la puerta de nuestra vida a Dios:

“Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría, Venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios, Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos, Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. Entrad por sus puertas con acciones de gracias, Por sus atrios con alabanza, Alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno, para siempre es su misericordia. Y su verdad por todas las generaciones” (Salmo 100:1-5).

Lo animo querido hermano a escribir un diario de agradecimiento, si aceptas este desafió te sorprenderás de todo lo que sucederá. Dios abrirá tus ojos a una realidad que no percibías. Dios está más presente de lo que imaginabas.

Descargar Audio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *