INTRODUCCIÓN

Las mujeres también están en el corazón de Dios y ellas también deben de ser ganadas para Jesús y el papel que desempeñe el esposo es de vital importancia. Tanto el esposo como la esposa que no conocen de Cristo deben ser ganados para él. Existen personas que pueden predicar el evangelio a nuestro conyugue, pero quien tiene realmente la ventaja es el esposo o la esposa que es creyente. Estos principios no solo serán de bendición para ganar a nuestra esposa para Cristo mas también para vivir un matrimonio conforme al corazón de Dios. Quiero presentar ahora algunos principios que nos ayudaran a poder ganar a nuestro conyugue para Jesús, principios que la biblia nos enseña.

1.CONOCER EL PAPEL DEL HOMBRE SEGÚN LA BIBLIA

La palabra de Dios es muy clara en lo que dice al respecto del papel del hombre y de la mujer. Del hombre se dice claramente que es el líder, la cabeza del hogar. En génesis 3.16 leemos lo siguiente: “A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él señoreará sobre ti.”

En 1ra Corintios 11.3, Pablo afirma categóricamente: “Mas quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón; y el varón es la cabeza de la mujer; y Dios la cabeza de Cristo.” También en Efesios 5:23, leemos que “Porque el marido es cabeza de la esposa, así como Cristo es cabeza de la iglesia; y Él es el Salvador del cuerpo

Así que la mejor manera que tiene el esposo para ganar a su esposa es asumiendo su papel como cabeza de la familia.

2.APRENDIENDO A LIDERAR

Existe una cadena de comando y autoridad en la palabra de Dios donde Cristo es la cabeza del hombre, el hombre es la cabeza de la mujer y Dios es la cabeza de Cristo y quien encabeza todas las cosas.

Las parejas deben entender que los mandamientos del Señor se cumplen enteramente con la intervención del Espíritu Santo. Existe la idea de que es la mujer que tiene que esforzarse para sujetarse al esposo y que el esposo se llevó la mejor parte que es solo ser la cabeza, pero eso no es verdad, porque también el hombre solo podrá ser cabeza si aprende a liderar debajo de la dependencia del Espíritu Santo. El hombre que no anda en el Espíritu no puede liderar y solo manda, dar órdenes, grita etc. Él puede ser áspero, tosco, no delicado y hasta frio e indiferente pero no va a liderar según el patrón de Dios. La palabra de Dios no puede ser obedecida en la carne. Liderazgo es fruto de oración

Asumiendo nuestro liderazgo

Si queremos que un mover sobrenatural se manifieste en nuestra Iglesia es necesario que todo hombre asuma su posición como líder y cabeza de hogar. Solo es posible liderar para el hombre si este decide caminar con Jesús, si el aprender a llevar su cruz, si Cristo es su cabeza. Si Jesús no lo gobierna entonces como podría el gobernar a su esposa. Usted esposo no será cabeza en su hogar si es meramente una persona tosca y áspera que no sabe oír y quiere que todo sea hecho a su manera en la hora que desea.  Si usted es de aquellos hombres que tiene que gritar y levantar la voz para que su esposa lo obedezca ciertamente, hace mucho que perdió ya su autoridad. Ej. Esposos que no dan la cara cuando no hay dinero para pagar. Si hay un hombre lleno del Espíritu Santo hablando naturalmente los demás callan.

¿Qué es el Liderazgo?

Liderazgo no es aquella necedad de meramente hacer valer su voluntad. Hombres infantiles creen que tener autoridad significa mandar en todo, controlar los mínimos detalles de la vida en casa. Ej. Esposos controladores.

Liderazgo es influencia, un líder es aquel que consigue influencia en su esposa su deseo y su voluntad sin la necesidad de gritar o usar la fuerza física. El hombre conquista el liderazgo en el hogar no con imposición, brutalidad o violencia, pero si con amor y servicio. Ej. ¿Cómo lideramos en la célula? Debe ser aún mejor en casa.

3.APRENDIENDO A ORAR POR LA FAMILIA

Ore por su familia. Ore por su esposa. Que tu esposa escuche tu oración. Recuerde que la autoridad es ganada primero en Dios, tenemos autoridad porque es Dios aquel que nos lo da. Como podríamos intentar gobernar en nuestra familia si no oramos por ella. La autoridad espiritual es liberada a través de la oración. La autoridad espiritual fluye cuando gastamos tiempo en oración. Ella envuelve lágrimas. ¿Usted ya lloro en la presencia de Dios, en amor, intercediendo por su esposa?

Como hombre usted debe ser el primero en cargar la cruz. Cuando tú lloras por tu familia, usted tiene más cuidado con ellos y ellos tienen más temor de dañar su corazón. Ej. León no caza. El da seguridad.

4.APRENDIENDO A VENCER EL MAL CON EL BIEN

Romanos 12:21 “No seas vencido de lo malo, mas vence con el bien el mal”. Ahora si la esposa actúa mal siendo insumisa y para subyugarla el esposo hace algo peor no hay ningún mérito en eso. Esposo, si tu esposa no se somete a ti como cree que ella debería, sorpréndela y se el marido que ningún otro hombre sería capaz de ser. Ej. Envie flores.

El esposo no debe olvidar también el principio de la autoridad funcional, si hay alguna situación en la cual la esposa es mejor, es sabio permitir que sea ella quien tome cuenta. Ej. Casa, compras, decoración, ropa de los hijos, etc. Valorice el consejo y la intuición de su esposa. Aprenda a ser noble con ella. Ej. Jose y maria.

5.AMANDO A LA ESPOSA COMO CRISTO AMO A LA IGLESIA

Maridos, amad a vuestras esposas, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por   ella…   Así los maridos deben amar a sus esposas como a sus propios cuerpos. El que ama a su esposa, a sí mismo se ama… Por lo demás, cada uno de vosotros en particular, ame también a su esposa como a sí mismo; y la esposa reverencie a su marido. (Ef. 5:25,28,33).

Cristo es el patrón del esposo, y la mejor manera de amar a su esposa es amándola como Cristo. Así como la mujer debe depender del ES para ser más sujeta al esposo, el esposo también debe depender del ES para amar más a su esposa como Cristo amo a la Iglesia. Todo lo que Cristo hizo tiene que ser hecho por el esposo, el esposo debe de estar dispuesto en un aspecto practico a dar su vida por el bienestar y la alegría de su esposa. A toda esposa le gustaría escuchar eso de su esposo, pero no debe solo algo romántico, debe ser practico.

Maneras de amar a su esposa

  1. Dígale que la ama en su propio lenguaje. Ej. Flores, chocolates, salidas, ayudando en casa, compras. etc…
  2. Respetándola y cuidándola como vaso frágil. “Asimismo, vosotros, maridos, habitad con ellas sabiamente, dando honor a la esposa como a vaso más frágil …”. 1 Pedro 3:7
  3. Alabándola públicamente En proverbios 31:28-29 leemos “Se levantan sus hijos, y la llaman bienaventurada; y su marido también la alaba. Muchas mujeres han sido virtuosas; pero tú las sobrepasas a todas”. Ej. No necesito nada mas.
  4. Ame a su mujer con cariño y constancia. Protéjala en cualquier circunstancia. Sea firme mas haga eso con ternura. Tenga empatía y sienta como tu esposa siente.
  5. Siendo el proveedor. La biblia dice que el hombre comería el pan con el sudor de su frente. La responsabilidad de ser proveedor está en el hombre, es ahí también cuando manifestamos nuestro amor.

CONCLUSIÓN

Ore ahora para que sea Dios dando sabiduría a su vida para poder llevar a su esposa a los pies del Señor, si eres una persona soltera ore para que el Señor coloque en su vida alguien que viva debajo de la autoridad de Jesús. El matrimonio nació en el corazón del Señor y solo él sabe cómo funciona.

Descargar Audio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 7 = catorce