//Pr. Eliud Cervantes\\

La his190eb063354b40740f7d09b0cfd385b7toria del pueblo de Israel es en tipología nuestra historia. De la misma manera que el Pueblo de Israel estuvo esclavo en Egipto, que simboliza el mundo, nosotros también estuvimos allí esclavos en las manos de Satanás. Pero un día la gracia de Dios nos alcanzó y nos liberó de las manos de Satanás y de la muerte. Sin embargo, no bastaba ser apenas salvos de la muerte y libres si ellos continuasen en Egipto, estando allí ciertamente volverían a ser esclavizados. Es por eso, que el plan de Dios no acabó allí, sino que era llevarlos a una tierra que fluye leche y miel, a Canaán.
El pueblo de Israel pasó por varias experiencias y la Biblia dice que “estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros…” (1Co 10:6). Las experiencias fueron la Pascua, la cual nos habla de la salvación; cruzaron el Mar Rojo, que representa el Bautismo; las aguas de Mara (amargas) nos hablan de la sanidad del alma y la experiencia de Elim nos habla del bautismo en el Espíritu Santo. Sin embargo en el Capitulo 16 de Éxodo, ellos iban a comenzar no a tener una experiencia, sino un estilo de vida, la cual también debe ser la nuestra.

a. El pueblo tendrá hambre – Ex 16:3
Es un hecho que todo que él vive come, pero ese no es el problema, el problema se da en que en ese deseo de satisfacer el hambre la persona va comer lo que encuentra.
b. Es un hambre diario – Ex 16:4
La comida no es algo que se come un día y al otro no. El Señor les ordenó que recogieran diariamente. Eso nos habla de comer de su palabra constantemente para poder llegar a Canaán.
c. Necesitamos comer para ser transformados.
Las personas son aquello que comen. Los nutricionistas nos dicen que somos lo que comemos porque la comida que ingerimos viene a ser parte de nosotros mismos. Dios al darles el maná Su deseo era llenarlos, nutrirlos, fortalecerlos por medio de la comida espiritual, y a través de esa comida transformarlos en un pueblo celestial.
d. Cristo como nuestro maná – Jn 6:31-35, 48-51, 57-58
Como verdadero maná, Cristo fue enviado a su pueblo para que ellos viviesen por medio de él. Necesitamos comer para vivir. La única manera de no quedarnos desnutridos espiritualmente, es comer siempre del Señor Jesús.
10 Motivos por qué cada hermano debe hacer los Cursos:
1. Porque todos necesitamos renovar nuestra mente para ser transformados -Ro 12:2
Claro que podemos hacer una parte de esto solos, por ejemplo, leyendo la palabra en casa; pero, principalmente cuando somos nuevos convertidos, necesitamos de ayuda en las disciplinas espirituales, debido a que estudiar la palabra para renovar la mente, no es como leer un libro cualquiera, existe una batalla espiritual que nos resiste.
2. Porque necesitamos de ayuda para entender la Palabra y por encima de todo para tener revelación de lo que es, lo que realmente, tiene el poder para transformarnos – Sal 119:130; Ef 1:17
Por eso es tan importante exponernos a un ambiente donde podamos comprender mejor lo que estamos leyendo y recibiendo, de hermanos mayores, revelaciones que aún no tenemos. Eso es transformador y fundamental para la edificación de la Iglesia.
3. Porque necesitamos oír la Palabra para tener fe – Ro 10:17
Necesitamos exponernos a la Palabra con el propósito de recibir fe de parte de Dios, vivir una vida de victoria y ser útiles para Dios.
La fe es por el oír la palabra revelada y los cursos de la iglesia son una oportunidad más para eso.
4. Porque necesitamos de genuina leche espiritual para crecer, las enseñanzas fundamentales de la palabra que serán base para toda nuestra vida cristiana – Mt 7:24-25
Este es un tiempo de recibir fundamentos para la fe; es sobre ese fundamento que vamos a construir nuestra caminada cristiana de una manera segura y correcta, para que cuando vengan las tempestades nos encontremos firmes y también para no ser llevados por toda suerte de doctrinas siendo engañados por muchas voces que vendrán a confundirnos.
5. Porque necesitamos estar preparados para la batalla espiritual y aprender a usar nuestras armas para vencer – 2Co 10:4-5a
Al momento de convertirnos entramos en una batalla espiritual y necesitamos ser entrenados en nuestras armas de defensa y ataque con el fin de luchar la batalla y prevalecer. Necesitamos entender que la batalla nos es dada y no conquistada.
6. Porque necesitamos aprender a orar – Mt 7:7
Orar, en la vida espiritual, es como respirar, si tú no oras, tú “mueres”. Pero no basta simplemente orar, necesitamos aprender a orar de tal manera que nuestra oración sea escuchada y respondida, necesitamos aprender a hablar con el Padre y oír su voz, y todo eso aprendemos en la Palabra de Dios.
Es impensable una vida cristiana sin la oración, ella es la clave de nuestra comunión con Dios y nuestra involucración con el mundo espiritual con el fin de ver situaciones cambiadas y resueltas a través de ese canal poderoso que el Señor nos concedió. Necesitamos ser despertados para orar y recibir el encargo de la oración.
7. Porque necesitamos aprender a sujetar nuestra alma para que el espíritu pueda dominar – 1Co 15:45
Cuando nacemos de nuevo, nos tornamos nuevas criaturas en el espíritu. Nuestra alma necesita ser transformada, a fin de que aprenda a someterse a nuestro espíritu, que es el lugar donde podemos y debemos vivir la verdadera vida de fe.
8. Porque necesitamos aprender a ser guiados por el Espíritu en nuestro espíritu – Lc 4:1
Es en ese momento que somos libres de la Ley para depender de la Gracia de Dios, andar en el espíritu y ser guiados en todas nuestras decisiones.
9. Porque necesitamos tener nuestro carácter transformado a través de la cruz de Cristo – Fil 2:22 (NVI); Mt 16:24-25
Es en la cruz que está nuestra victoria en todas las áreas de nuestra vida. La cruz tiene el poder de transformar y edificar nuestro carácter para que podamos ir tan lejos como Dios lo quiere.
10. Porque necesitamos ser un ministro eficaz en la casa de Dios – Ap 5:10
Es exponiéndonos a todas estas cosas que tendremos habilidades de sabiduría para liderar en la casa de Dios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 + = doce