//Pr. Luis A. Nuñez\\

autoridad-de-la-Iglesia

           Autoridad de la Iglesia

El Señor Jesús dijo que edificaría su iglesia y que “las puertas del Hades no prevalecerían contra ella”, el Señor Jesús había mostrado aquí la naturaleza que tendría su iglesia, es decir, la naturaleza y el carácter que cada uno de nosotros tendría, la misma naturaleza de Cristo, porque la iglesia es su cuerpo.

Él dice que las puertas del hades no prevalecerían contra ella, esto nos muestra que toda actividad de la iglesia es una guerra contra el Hades, la Iglesia está en posición de ataque contra el Hades y sus puertas no podrán resistir, el carácter de la iglesia es de ataque, de conquista, fuimos engendrados para conquistar, no fuimos engendrados para la pasividad, fuimos llamados a conquistar no fuimos llamados a sobrevivir.

¿Porque el Señor Jesús usa la palabra Hades y no propiamente infierno? La Biblia usa las palabras “hades”, “seol”, “infierno” para nombrar al infierno propiamente, en el libro de Mateo se ve que el Señor Jesús usó muchas veces la palabra infierno, pero ahora aquí usa la palabra Hades ¿Por qué? porque el Hades es la manifestación del infierno con la muerte, Hades significa muerte, el infierno es la fuente de la muerte, muerte espiritual de personas, muerte de sueños, muerte de propósitos; el carácter de todo hijo de Dios, el carácter de su iglesia es luchar contra la muerte, por eso predicamos el evangelio, porque la Palabra traerá vida a las personas, en Cristo vivirán, pero también es luchar contra toda muerte de propósitos, de sueños de Dios en nosotros, el mayor ataque del infierno es la muerte de sueños, de propósitos y frente a esto no fuimos llamados solo a protegernos, no fuimos llamados solo a sobrevivir, fuimos llamados a luchar contra el hades, contra la muerte y fue determinado que esta no resistiría tu embate ¡Aleluya!.  No hay un solo versículo que nos diga que el infierno o Satanás tienen mayor poder que la iglesia o mayor poder que los hijos de Dios, existen muchos versículos que muestran la forma de actuar del maligno, pero en ninguno muestra que tiene mayor poder que aquel que vive en ti, Cristo.

La existencia de demonios es real, el ataque que ellos desarrollan es real, las multiformes maneras de actuar que tienen es real, no pongo en tela de juicio el ataque del enemigo, las maneras de actuar que tienen, las presiones, las mentiras, el miedo, etc. 1 Pedro 5:8-9 dice: “Sed sobrios y velad, porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar. Resistidlo firmes en la fe”. Lo que quiero que entiendas es que tenemos una victoria legal, que nos debe llevar a una actitud posicional, este verso dice que el diablo esta alrededor buscando devorar, pero hay una manera de resistirlo, de vencerlo y es con la firmeza de fe ¿Qué es eso? la revelación de la verdad, de la autoridad que tienes, Santiago 4:7 dice: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”  Aquí la Biblia dice que la resistencia es fe, es el resultado de la revelación de lo que Dios es.

Colosenses 2:14-15 dice:“y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz” (leer desde el 8)

Este pasaje habla del triunfo de Cristo, a través de la cruz, sobre los espíritus malignos. La descripción es la de un general derrotando al enemigo y luego despojándolo de sus armas y armadura, avergonzándolo en público y llevándolos en su marcha triunfal delante de la gente. Debemos entender este pasaje pues describe una victoria legal y posicional sobre Satanás y los demonios, es decir, principados y potestades.

Cristo no era simplemente uno entre muchos intermediarios, era la plenitud de la deidad en forma corporal. Él era todo lo que necesitaban (Col 2.9-10). Los demonios aún están activos y siguen siendo peligrosos, como lo afirma el

mismo Pablo en Efesios 6.10-13, pero nuestra victoria está en Cristo.

1 Juan 4:4 dice:“Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo”

 Él es mayor y vive en nosotros. Si nosotros estamos sustentados por Cristo y tenemos su naturaleza, entonces individualmente también tenemos su autoridad, Él es la fuente constante de nuestra vida.

No estoy queriendo que desconozcas la guerra espiritual que vivimos, lo que quiero es que entiendas tu posición legal, aquella que Cristo te dio en la cruz, porque ahora habita en ti.

Oremos porque Dios nos de discernimiento del engaño, de sus maquinaciones y así lo resistamos firmes en la fe. Él huira de nosotros.

“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” Santiago 4:7.

“Por tanto, amados míos, huid de la idolatría” 1 Corintios 10:14.

Descargar Audio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *