//Pr. Luis A. Nuñez\\

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Isaías 9:6).

“Y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso” (2 Corintios 6:18).

Desde tiempos pasados, el diablo ha tratado de destruir la imagen paternal en el hombre, la razón es porque Dios es identificado como Padre y cada hombre potencialmente representa esa figura, una figura de protección, cuidado, provisión y sustento de necesidades. El diablo sabe que si destruye la imagen paternal del hombre, entonces deterioraría la imagen paternal de Dios ante la humanidad. No es una cuestión de género, es una cuestión de imagen, “Dios Padre”.

¿Percibieron que el día del padre no tiene la fuerza que el día de la madre? Esto sucede porque es cuestión de imagen. Cierta vez, una empresa decidió fabricar tarjetas para el día de la madre para venderlas en la cárcel, todo se acabó una semana antes, pero cuando decidieron hacer lo mismo para el día del padre fracasaron, no vendieron ni la cuarta parte.

Sé que hay muchos padres ejemplares en medio de nosotros y lo celebro, pero en general la imagen del padre no es la mejor; el índice de padres que abandonan a sus hijos es muchísimo más alta que el índice de mujeres que abandonan a sus hijos, el índice de madres solteras es muchísimo más grande que el de padres solteros, el índice de padres que violan a sus hijas se incrementa cada día más. La imagen de hombría en el hogar se ha mostrado como una imagen de bestialidad, esto ha provocado una generación de gente herida, con un corazón que se resiste a llamar a Dios de Padre.

Recuerdo siempre que un día atendí a una persona que no podía tener una buena relación con Dios porque no podía llamarlo de padre, porque la imagen que tuvo de padre fue la más terrible, no lograba procesar esa palabra para describir a Dios, esta persona prefería llamar a Dios de cualquier otro modo menos de padre.

Otro aspecto acerca de la imagen distorsionada del padre es la que tenemos hoy de nuestro padre celestial, por ejemplo: si tienes un padre a quien no rindes cuentas, pues simplemente no le interesas, probablemente esa sea la imagen que tienes de Dios, es probable que inconscientemente también creas que Dios es así, por esto algunos creen que Dios los abandonará en cualquier momento o que no se interesa por ti. Estas son las razones por las que al diablo le interesa deteriorar más y más la imagen paternal, la hombría; ten presente que todo error que cometas como hombre y como padre deteriorará la imagen de Dios ante los demás. Estas circunstancias además han producido una generación de hijos que abandonan a sus padres. En resumen, existe un ambiente de rencor y falta de perdón.

Veamos lo que dice Malaquías 4:5-6: “He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición”.

Este versículo del Antiguo Testamento tiene una promesa, de que Elías vendría, este Elías es la “representación profética de restauración”, él haría volver el corazón de los padres hacia sus hijos y de los hijos hacia sus padres. Una generación bendita, sana y libre. Dios está necesitando de hombres y mujeres de valor que abran sus corazones para volverse a sus hijos y para volverse a sus padres.

¿Cómo podrá volverse el corazón de los hijos a los padres?  Leamos Génesis 9:18-25

Cubrir la desnudez del padre es la manera como puede volverse el corazón de los hijos hacia los padres.

¿Qué significa cubrir la desnudez del padre?

  1. Perdonarlo

Infelizmente ninguno de los padres pudo asistir a una escuela para aprender a ser padres, ellos muchas veces son el resultado de un sistema en el cual fueron criados. Dios necesita hoy hombres y mujeres de valor, capaces de dar amor a quien no lo merece, hombres y mujeres de valor, que reconozcan que no están capacitados para tirar la primera piedra, hombres y mujeres que sean libres para amarlos sin importar el pasado. Set y Jafet pudieron censurar la actitud errada de Noé, de su padre, pero por encima de todo, ellos lo perdonaron y decidieron corregir el error del padre cubriéndolo, tratando de no contemplar más lo que hizo, por eso caminaron de espaldas y sin ver, tratando de no comentar más y reavivar aquello. El perdón viene cuando comprendemos la condición de las personas; Cam no perdonó a su padre, lo censuró, lo expuso, lo delató. Perdonar significa también tomar actitudes para corregir, para ayudar, Cam tuvo la oportunidad de cubrirlo primero y luego si deseaba comentar, pero no lo hizo, él lo dejó en su desnudez, él no fue de ninguna ayuda, él solo lo condenó.

  1. Amarlo

Con amor incondicional, que el amor hacia tu padre no dependa de cuanto recibiste, sino de cuanto decides amarlo, como el Padre Eterno te ama. Muchos seguimos entendiendo el amor de una manera condicional, ese amor es natural, pero tú y yo debemos andar en lo sobrenatural. Es probable que como padre Noé haya cometido muchos errores, pero quiero que te confrontes a ti mismo también, muchas de las heridas que los hijos tienen también responde a una percepción particular de la vida, a como ves o deseas ciertas cosas; de niño no entendía a mi padre, él traía muchas cosas a mi casa que a mí no me interesaba, como madera, ladrillos, cemento y eso nos incomodaba pues los colocaba debajo de la cama, no compraba toda la ropa que queríamos, pero compraba tejas y lo peor es que ni siquiera teníamos un terreno para la casa, pero un día comenzó a construirla y fruto de esto vivimos con mucha comodidad por largos años, ese era su amor y yo no lo entendía, por esa falta de comprensión viví con algunas heridas por un tiempo; muchas de tus heridas, obviamente no todas, responden a ese tipo de percepción que tienes de la vida. Cam tal vez estaba dolido y esta fue la oportunidad para desfogar su enojo, pero los demás decidieron cubrir la desnudez de su padre, tal vez sus hermanos tendrían las mismas heridas, las mismas percepciones, pero con todo y eso, decidieron amarlo incondicionalmente.

  1. No maldecirlo

Porque eso trae muerte, maldición significa condenarlo, estamos llamados a  respetarlo, por más vil que este sea, porque si no respetas al que ves ¿Cómo respetarás al que no ves?  Dios mandó: Honra a tu padre y a tu madre y además dijo que el que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente (Mateo 15:4) Cubrir su desnudez es no dejarlo en esa condición, es liberarlo de su pecado a través del perdón, de la expresión de bendición.

  1. Sustentarlo en su vejez

Porque esto es parte de honrarlo, cubrir su desnudez es proveer abrigo en su tiempo de necesidad, cuando no pueda valerse por si solo.

¿Cómo podrá volverse el corazón de los padres a los hijos?

Si analizamos la palabra PADRE viene del griego “pater” que significa protector, sustentador, entonces podemos deducir que existe una forma de volver el corazón de los padres a los hijos:

  • Siendo protector

Dios necesita de hombres de valor que asuman su papel sacerdotal, de protección, de cuidado.

a. Si tus hijos aún son pequeños, cuídalos de la contaminación de este mundo inculcando valores cristianos, con tu vida. Protección habla de cuidado, de manifestación de amor y de disciplina, protección habla de observación continua. El sacerdote tenía la labor de intercesión, Dios necesita hombres de valor que tengan su mirar en Cristo, que sean vencedores, que luchen por una vida cristiana ejemplar, que enseñen a amar amando, que enseñen a abrazar abrazando. Dios necesita hombres de valor íntegros, honestos, irreprensibles, que a sus hijos les muestren la imagen paternal de Dios.

b. Si tus hijos ya salieron del hogar, la forma de protección será a través de la oración por ellos, de velar por ellos.

  • Siendo sustentador

Teniendo actitudes de sacrificio para sustentar, mientras tus hijos estén en edad de ser atendidos, sustento de necesidades espirituales, emocionales y materiales. Quiero dirigirme a los padres de hijos extra matrimoniales, en compromisos anteriores, nunca los olvides y nunca pienses que ya hiciste lo suficiente, atiéndelos de la misma manera, muéstrales tu hombría siendo un protector y sustentador, comunicándote constantemente con ellos, amándolos y tratando de suplir el vació que se dejó en ellos.

Descargar Audio

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *