Olvidando-Lo-Que-Quedó-Atrás

//Pr Luis A. Núñez\\

El arrepentimiento no es dejar de hacer lo que esta errado o hacer lo que no hiciste y debiste hacer; de primera instancia, el verdadero arrepentimiento es volver tu corazón al corazón de Dios, como consecuencia de esto, dejar de hacer lo errado será inmediato. Un ejemplo de esto es el pueblo de Israel, cuando llegaron a Cades Barnea tuvieron que enfrentar las consecuencias, “no entrarían a la tierra de la promesa”, allí ellos aparentemente se arrepintieron pero su corazón no estaba con Dios y a pesar de que Dios les dijo: “No suban porque no estoy con ustedes” igual fueron y enfrentaron la derrota, su corazón no estaba en Dios, sino en los hechos.

A veces creemos que el arrepentimiento solo esta ligado a los actos pecaminosos, pero no comprendemos que ser negligentes a la voluntad de su propósito también es una de las mayores faltas en la que incurren los hijos de Dios.

Veamos los que dice 2 Reyes 15:1-5:

En el año veintisiete de Jeroboam, rey de Israel, comenzó a reinar Azarías hijo de Amasías, rey de Judá. Cuando comenzó a reinar tenía dieciséis años, y cincuenta y dos años reinó en Jerusalén. El nombre de su madre era Jecolías, de Jerusalén. Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que su padre Amasías había hecho. Con todo, los lugares altos no se quitaron, pues el pueblo aún sacrificaba y quemaba incienso en los lugares altos. Pero Jehová hirió al rey con lepra, y estuvo leproso hasta el día de su muerte. Habitó el rey en casa separada, y Jotam, su hijo, tenía el palacio a su cargo y gobernaba al pueblo”

Azarías vivió una vida recta pero no cumplió el propósito que Dios le había dado.

Todos tenemos un propósito general en Dios, observen:

Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable” 1Pedro 2:9.

Dios nos llamó a un gran propósito, el anunciar sus virtudes, sus obras, su santidad, su magnificencia.

  1. 2 Corintios 5:17-20
  2. Tienes un gran ministerio – Quien no entiende lo que es ser salvo, quien no entiende lo que significa haber sido rescatado de la condenación eterna no comprende la necesidad de que otros sean rescatados de esa misma condenación.

2 Corintios 5:17  dice que eres una nueva criatura, todo es una nueva oportunidad en Dios, una nueva vida, esto hizo el Señor contigo, producto de su amor, de su gracia, ahora eres alguien que fue reconciliado con Dios, no eres mas enemigo de Dios, ahora eres hijo de Dios.

Por eso te dio ese ministerio (v. 18)

  1. Tu eres confiable para eso – Solo tu eres confiable para el ejercicio de ese ministerio, porque eres confiable. No se le encarga esto a cualquiera, si no a aquellos que son confiables. Nadie encarga algo importante, como sus hijos por ejemplo, a alguien que no conoce. ¿Porqué eres confiable? Porque has experimentado su gracia, no hay nadie mejor que tú para hablar de eso, por eso el Señor dice en Hechos 1:8 “me seréis testigo”, testigo es el que vio o experimentó. Por eso en el v. 19 dice que se nos encargó la Palabra de la reconciliación.

El verso 19 dice que Dios no tomó en cuenta al mundo su pecado, eso es gracia, ¿Quién mas podría entender ese sentimiento? Solo aquel que sabe que fue perdonado, solo el que sabe que a el no se le tomó en cuenta su pecado, solo  quien sabe que realmente no merecía nada.

Por eso Jesus dice que a quien se le perdona mas ama mas: Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; pero aquel a quien se le perdona poco, poco ama” Lucas 7:47.

  1. Tu representas el amor de Cristo en la tierra – Por eso en el v. 20 dice que somos embajadores en nombre de Cristo, su representación se manifiesta en la expresión de su amor, haciendo que las personas se reconcilien con Dios.
  2. 2. 2 Reyes 6:24-30, 7:1-9
  3. Solamente cuatro leprosos descubrieron las bendiciones de Dios. Somos afortunados, pero somos pocos ante tanta gente sufriendo, somos como esos cuatro ante millones.
  4. b. Todo era de ellos, pero ellos no podían quedar callados delante de tanta provisió Muchos no desean tener hijos por egoísmo, ese es el pensamiento moderno, no quieren compartir el tiempo, recursos, paciencia; espero que eso no pase con nosotros, etc.

Mateo 27:51 dice que hubo un estruendo, las rocas se partieron y en el 28:2 dice que hubo un terremoto cuando Jesús resucitó, no podemos callar, no podemos ser indolentes, tenemos que volver nuestro corazón al corazón de Dios. Solo así podemos creer en Él y su voluntad, solo así podemos ser sus embajadores, representarlo en la manifestación de su amor.

Dios muestra su amor para con los perdidos no tomándoles en cuanta sus pecados y dándoles una oportunidad y muestra su amor para con nosotros teniendo paciencia, esperando que hagamos lo que debemos hacer.

¡Vamos a orar por 5 personas!

Descargar Audio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *