//Pr. Luis A. Núñez\\

Ayuno 21 días

El ayuno es como una bomba atómica dada por el Señor para destruir las fortalezas espirituales del diablo y liberar un gran avivamiento espiritual y una gran cosecha.

Estos días de ayuno están siendo grandes delante de Dios, a medida que avances en el ayuno comenzarás a sentir más fuertemente la presencia de Dios, tu fe será liberada de una manera muy grande, una sensibilidad espiritual te permitirá fluir en una nueva unción.

El ayuno es la abstención de alimentos para una finalidad espiritual, no es una huelga de hambre con la finalidad de reclamar algo, no es una dieta con propósitos físicos, tiene un objetivo espiritual.

 Orientaciones sobre el ayuno

  1. a) Establece tus objetivos

¿Por qué estás ayunando? Es importante que establezcas metas claras para estos 21 días de ayuno. Ora por la salvación de las vidas y por la multiplicación de cada célula. Considera las metas de la iglesia, recuerda, estamos ayunando y orando por “EL DÍA D”

  1. b) Define un tipo de ayuno

Hay muchos tipos de ayuno, define uno que sea el más adecuado para ti. En esta oportunidad estaremos ayunando con una sola comida al día, pero si por alguna razón no puedes ser partícipe de esto elige una forma de ayuno más conveniente para ti.

. Ayuno con una comida por día: Sólo el desayuno, almuerzo o la cena.

. Ayuno de Daniel: Ayunar de todo tipo de carnes, dulces, gaseosas, jugos o bebidas con azúcar o edulcorante, harinas, pan y cualquier tipo de manjar. Este ayuno es una buena opción para quienes por motivo de salud no pueden omitir ninguna comida en el día.

. Ayuno parcial: Abstención apenas de algún tipo de comida, definida en un voto personal delante de Dios. Generalmente alguna comida especialmente importante o agradable para nosotros.

. Ayuno con dieta líquida: Ayuno solo con sopas y jugos.

. Ayuno completo: Ayuno de 24 horas solo con agua (Este ayuno tiene que ser tomado con mucho cuidado. Solo puede ser considerado a través de una dirección directa del Espíritu Santo y conversado con su pastor de red)

  1. c) Prepárate espiritualmente

Pide ayuda al Espíritu Santo y haz una lista de tus problemas de carácter o tus pecados y comienza el ayuno con arrepentimiento. Confiesa cada pecado que el Espíritu te muestre y cree en el perdón del Señor.

Perdona a cualquiera que te haya ofendido, no ayunes con el corazón lleno de resentimiento.

Si tu pecado exige restitución o arreglar con alguien hazlo antes de comenzar el ayuno. Busca la llenura con el Espíritu Santo, si tú hablas en lenguas, invierte tiempo orando en lenguas.

Reconoce a Jesús como el Señor y rehúsa a hacer tu propia voluntad.

Coloca expectativa en tu corazón por el mover de Dios, si no hay una expectativa en fe el ayuno pierde sentido, cree en el milagro de Dios, confiesa la Palabra e invierte tiempo alabando a Dios.

Recuerda que la base de nuestro ayuno es la Gracia de Dios, será la Gracia la que te sustente en estos 21 días.

  1. d) Prepárate físicamente

Si estás con alguna dolencia crónica busca a tu médico. Muchas mujeres embarazadas no pueden ayunar, en esos casos recomendamos que se abstengan solo de algunas cosas, como chocolates, dulces y ciertos tipos de carnes.

No te precipites en tu ayuno, no lo hagas solo porque otros lo están haciendo, ten convicción. Sin embargo, un ayuno con una comida al día no exige una preparación muy grande. Evita comidas con muchas grasas y muy azucaradas.

  1. e) Mientras estés ayunando

Evita tomar algún medicamento sin prescripción médica, existen medicamentos que no pueden ser ingeridos con el estómago vacío.

Limita tu actividad física de acuerdo a tus posibilidades, solamente haz ejercicios moderados.

Dentro de tus posibilidades descansa lo más que puedas.

Es normal que durante el ayuno experimentes incomodidad física, mareos, dolores rápidos de hambre, mal aliento, dolores de cabeza, debilidad, somnolencia, cansancio, etc. Define que actividades vas a suprimir, evita ver mucha televisión, practicar deportes o hacer mucho esfuerzo físico. Define cuánto tiempo vas a separar para la oración. Establece un tiempo de oración.

  1. f) Síntomas espirituales

Durante el ayuno cosas ocultas del corazón podrán aflorar como el mal humor, lascivia, sensualidad, impaciencia, ansiedad e irritación. Habrá mucha mayor sensibilidad al mundo espiritual y al Espíritu Santo. Un nivel diferente de fe será liberado, ejercita bastante la confesión de la Palabra de Dios.

Sé consiente de que habrá mucha resistencia espiritual, principalmente al inicio del ayuno, son comunes las  presiones en la mente, acusaciones, sentimientos de condenación y de desánimo todo con el fin de resistirnos.

Si tu ayuno es solo con el almuerzo separa tu tiempo de la cena para leer y meditar en la Palabra de Dios, si el ayuno es solo con la cena separa el periodo del almuerzo o en todo caso comienza el día orando. Si es posible ven a orar a la iglesia en los horarios de oración que se ha establecido (Estaremos orando todos los días de lunes a viernes de 6 a 7 p.m.).

Escribe tus metas personales de oración, encuéntrate con tus hermanos de la célula para orar junto con ellos, haz grupos de whatsApp con los miembros de tu célula y establece horarios donde oren, cada uno en el lugar donde se encuentren. El  ayuno hecho en conjunto es más agresivo en el mundo espiritual.

  1. g) ¿Qué debes evitar?

Procura no tomar café o te muy cargado, la cafeína produce dolor de cabeza, no mastiques chicle, ni consumas dulces, por más que tengas mal aliento, porque estos estimulan los jugos gástricos en el estómago. Si tomas jugo de naranja combínalo con agua y jamás dejes de tomar agua.

  1. h) ¿Cómo romper el ayuno?

Rompe el ayuno gradualmente, principalmente si fuera un ayuno prolongado solo con agua, comienza tomando sopas o comidas ligeras.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *