EL BAUTIZO

Olvidando-Lo-Que-Quedó-Atrás

//Pr. Luis A. Núñez\\

Este es uno de los más grandes pasos de fe que tiene que dar un hijo de Dios después de obtener la Salvación, es comenzar una vida de plena obediencia a Dios y a su Palabra, esta obediencia será el resultado de una comunión con Él, esto permitirá que este paso no sea solo un cumplimiento religioso sino una respuesta de amor.

Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15)

LA COMUNIÓN CON DIOS

¿Cómo podemos tener comunión con Dios? ¡Esta es una buena pregunta! La Biblia dice en 1 Corintios 1:9: “Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor”. En Salmos 25:14 dice: “La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, y a ellos hará conocer su pacto”. Presta atención en esto, todo aquel que fue justificado por la sangre de Cristo, es decir, los que optaron por la Salvación, son llamados como “justos”, son ellos los que tendrán una comunión íntima con el Señor y esto es posible a través de la oración (1 Tim 2:8, 2Cro.7:14) Todo hijo de Dios que tiene comunión con Él, deseará hacer la voluntad del Padre (Juan 8:47) oirá su Palabra. Jesús antes de partir dio un encargo, este fue justamente el bautizo (Mateo 28:19) Por esta razón, a continuación, estudiaremos sobre esto.

¿Qué quiere decir la palabra bautizo?

Bautizo viene de la palabra griega “baptizar”,  cuyo significado es sumergir, zambullir, teñir (Marcos 1.5, Hechos 8:36-39) de acuerdo a la traducción del griego, esta palabra quiere decir “meter en” o debajo del agua, hasta que quede totalmente sumergido, esta era la razón por la cual era necesario muchas aguas para el bautizo.

¿Cuándo debo bautizarme?

Debes bautizarte cuando hayas tomado una decisión consciente y voluntaria (Hechos 8:36-37) considerando los siguientes aspectos.

  1. Jesús lo ordenó (Marcos 16:16) (No es opcional, aquí el bautizo es el resultado del creer)
  2. Jesús fue bautizado (Mateo 3:13-17)
  3. Validamos nuestra fe con nuestra obediencia a la Palabra de Dios, la obediencia es una obra o manifestación de nuestra fe, sin la cual mi fe no sería verdadera. (Santiago 2:17­,18)

 ¿Quiénes deben bautizarse?

Es interesante ver en la Palabra de Dios, el proceso que relata los acontecimientos precedentes al bautizo, mostrando así que la gente oyó, creyó, recibió La Palabra y entonces se bautizó, por lo tanto, el arrepentimiento, la fe y la confesión de salvación siempre preceden al bautizo (son requisitos), esto excluye claramente el bautizo de infantes. Por lo tanto, debe bautizarse aquel que es consciente de haber creído en Cristo y su obra redentora, debe bautizarse aquel que es consciente de la necesidad de obedecer a Dios y su Palabra, para tener comunión plena con Él. Veamos pues algunos ejemplos en la Biblia.

  1. El que creyere y fuere bautizado (Marcos 16:16)
  2. Los Samaritanos creyeron y fueron bautizados (Hechos 8:12-15)
  3. El eunuco creyó y fue bautizado (Hechos 8:35-38)
  4. Los discípulos de Éfeso creyeron y fueron bautizados (Hechos 19:4-5)

Es bueno aclarar una vez más que el bautizo es parte esencial de la obediencia, no es opcional, rehusar el bautizo es vivir en desobediencia a la Palabra de Dios.

¿Qué significado tiene el bautizo?

El bautizo es una experiencia espiritual. Real porque habla de lo que en realidad sucedió con mi conversión y a la vez una experiencia simbólica, también podemos decir que es el sello de la confesión de salvación, es una identificación con Cristo, es decir es una señal externa de una fe interna. En la confesión de salvación aceptamos su muerte, sepultura y resurrección, en el bautizo nos identificamos con esta realidad.

  1. En su muerte (Romanos 6:3-5,11)
  2. En su sepultura (Colosenses 2:12)
  3. En su resurrección (Colosenses 3:1, Romanos 6:4-5)

Descargar Audio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *