Características de la Religión

[sc_embed_player_template1 fileurl=”https://iglesialavid.org/210914NPrL_A_Caracteristicas_de_la_Religion.mp3″]

En la célula todos deben ministrar, todos deben compartir, tu vienes aquí para oír, porque eso produce fe, los pastores no solo hicieron seminarios ellos son llamados por Dios, ellos tienen una vocación, pero en la célula es un momento para hablar, de compartir lo que tu recibiste. Ej. Tinta de porcelana
(Juan 5:1-7) 

Existe allí cerca a la puerta de las ovejas, un estanque llamado Betesda, allí hay alrededor se encuentra pórticos o cinco ambientes, es la última parte del verso 3 y todo el verso 4 no consta en los escritos más antiguos en griego, esto hace que haya duda si estos versos hacían parte del texto original, su contenido puede estar asociada a una antigua creencia popular donde se agitaban las aguas (v. 7) a causa de la acción sobrenatural de un ángel. Algunos especialistas creen que el movimiento de las aguas se debía a un manantial intermitente. Independientemente del origen del fenómeno.

Dos multitudes
Una multitud que seguía a Jesús, a  donde Él iba, una gran multitud le seguía, pero había otra multitud que estaba en el local de Betesda, es interesante observar ahora  en los restos arqueológicos, que cuando  el agua del estanque está tranquila de pronto brota burbujas tan grandes que parece que hirviera, (las pozas de minas mocco en Calca) el agua y se mueve ciertamente, en aquellos días uno vio eso y decía parece un ángel, le dijo a otro y este otro dijo es un ángel y otro le dijo eso a otro y luego otro dijo “dice que el primero que baja es sanado” así es el misticismo, lo impresionante es que los otros creen, probablemente ni fueron sanados.  Allí Jesús llego a ese tanque, él fue de manera oculta por causa de las multitudes y llego allá, esa multitud estaba esperando que sucediera algo de lo que habían oído que otros decían, pero aun así quedaban con la esperanza, tenían fe, pero fe ¿en qué? No es fe  en Cristo, si no en lo que un amigo hablo, por eso el tanque de betesda simboliza religión.

Muchos creerán en eso, esa es la mentalidad del religioso, la esperanza en lo vacío, Pero la biblia dice que era un Ángel, si  pero en estos versos existen una discusión, las personas creían en eso,  pero el autor no dice yo no vi eso, ellos creían en eso y Vivian en una fe en eso, cada vez que vivimos en la religión vamos esperar 38 años.  La voluntad de Dios es que experimentes hoy. Huye de la religión y ven al Señor. Allí había  uno central donde estaba el pozo y alrededor otros, este hombre ni estaba en el primer pabellón, estaba lejos del pozo y aun así estaba esperando, era terrible tenía que ser el primero, él tendría que ver el agua, cuantos han vivido la misma experiencia de la religión, esperando en lo que alguien dijo,  cuantos viven así infelizmente aun  en medio de nosotros los evangélicos, algunos predicadores que dicen “ el primero que vea mis ojos será sanado” y cuando la gente fue rápido rompiendo sillas se colocó este y dijo muy tarde, demoraron demasiado,  tal vez ni vio lo que estaba aconteciendo, luego dijo el primero que entregue una ofrenda de diez mil recibirá cien mil no hubo nadie allí, el mismo cogió el dinero y coloco,  eso no es cristianismo esa es religión del tanque, no estamos siguiendo la multitud del tanque que no saben lo que se dice o quien hizo,  pero la multitud que seguía a Jesús seguían al Señor,  ellos pueden disfrutar del Señor cotidianamente  tu puedes disfrutar de eso, los que viven en la religión tendrán que vivir esos cinco pabellones  donde la multitud debe salir y no andarán en ese camino, tu puedes tener la bendición de Dios en tu vida,
Cuando Dios dice no robaras no es que está preocupado con la propiedad privada sino que cuando tu robas tú dices Dios no me quiere dar, él te dice pídeme, cuando él dice no codicies, él te dice pídeme yo te daré, esa es la diferencia en servir al Dios vivo y la religión, el cristianismo es la relación con Dios. Historia del hombre de Damasco

Primer  pabellón: el mérito humano.-  v 4, ellos quedaban esperando que el Ángel moviera el agua,  el primero que entraba era sanado, es el pabellón del mérito humano, toda religión es eso, es para el mas talentoso, entonces no estoy calificado para recibir nada, no conseguía ser el primero para recibir, esa es la gran diferencia entre religión y cristianismo, solo es bendecido el primero, pero  Cristo comienza bendiciendo a los últimos por eso llego a la punta de la fila, al último nunca conseguiría no había ni silla de ruedas, entonces el señor fue al último, conmigo no necesitas ser el más buenito, el primero, en el v 14 le dice no peques mas es decir era un pecador el que menos merecía, si el diablo te dice que eres el ultimo, Dios te dice que eres el primero en su lista, quienes son los últimos son los menos capaces según el mérito de la religión que solo bendice a los mejores, los más justos, los más santitos, Cristo también bendice al primero, a todos cuanto quieren, ese ángel si había era débil solo bendecía uno solo, bendecía uno y tenía que ser el mejor sal del tanque y ven para Cristo, la multitud que seguía a Jesús fueron bendecidos,
La religión ignora quien es Cristo y sus propósitos. Este hombre ni conocía quien era Jesús.

Segundo pabellón:  favoritismo v7 el enfermo respondió no tengo quien me ponga en el tanque es decir el aspecto es dos lados de la historia los ricos tenían alguien que podía cargarlos, el pagaba para que los lleven y lo coloquen primero, entienden ese es favoritismo, mira el Pastor lo ayudo, observa las personas que tienen religión dicen “yo no consigo nada porque nadie me ayuda”, ¡nadie ora por mi Pastor!, ¡no me impone sus manos!, esa es cabeza del religiosos el que cree en Dios sabe que no hay más intermediario no necesitas de que alguien haga por ti solo cree, a veces esa religiosidad está impregnada en nosotros, quiero liderar pero no tengo quien me enseñe, quien me pueda discipular,  siempre está pensando en quien lo ayude, “cuando fulano sea presidente”, tiene la idea de que alguien siempre va hacer por él, gente parada siempre culpando a otros, “estas bien porque alguien te ayudo”, como es que ese hombre vivía allí, vivía amargo, con dolor de sí mismo “nadie me ayuda”, “nadie aparece donde están los hermanos de la iglesia”, ahora, yo digo ese es el paralitico de betesda, tú tienes acceso al trono, no eres víctima del mundo, mas gloria será cuando digas. “Él lo hizo”, “siempre fui no muy bueno en todo”, sal de ese hueco de la auto piedad Dios te levantara donde estés, si Dios quiere colocarte donde él quiere, nadie lo va impedir, nadie es Pastor porque es mi amigo, no es favores, no fue el ángel que movió tu agua, fue el Señor, él te escogió, aleluya.

Tercer pabellón: v 3  allí había una multitud de enfermos esperando, muchos quedan esperando, vamos a ver,  esa vida es pasividad toda religión es llena de pasividad ,la idea de que para recibir la bendición es esperar, los que fueron a Jesús:  Bartimeo el comenzó a gritar, y Jesús le dejo gritar, el señor oyó, Zaqueo era bajito, tuvo que subir al árbol, para ver a Jesús, no hay pasividad, la mujer con flujo de sangre ella  va hasta allí, ¿quieres? ve, ese es el que recibe de Dios, el religioso dice: “nadie me llama”, “nadie se recuerda de nosotros”, él dijo más bien si el me oye me va bendecir, quien quiere recibir no queda pasivo llora, si tiene que orar, él no va desistir, él va recibir al final, Dios te oye es por la gracia que te favorece, no es lo te haces no es un cambio pero una cosa es cierta, esa pasividad no es de Dios no reciben porque toda religión es pasiva, si participas del ritual vas sentir diferente, es decir no haces nada no oras, mira te posan el incienso y allí es decir no haces nada, vasta que el humo te alcance no es necesario poner su corazón en fe es su relación personal con El, es por eso que Dios a veces permite la tribulación en tu vida para sacarte de la pasividad. (El a veces desbarranca tu vaquita) No son las cosas que te van a bendecir, es tu relación personal, nuestro caminar con Dios no puede ser pasivo. (Josué 1), solo va ser de ustedes, si pisares con la planta de tus pies, este acto  de pisar es el acto de apropiar, como se apropia es entrando en la realidad de eso, entonces voy a vivir como tal, entiendes eso.

Cuarto pabellón: v 7, “cuando voy otro va en m i lugar”  es el pabellón de frustración esa es la religión, si te relacionas religiosamente con Dios  tendrás frustración, siempre hay otro pero yo soy olvidado, mira este es nuevo y yo donde estoy, tu imaginas que existen preferencias personales en Dios, imaginas que otros son mejores que yo, las buenas noticias de Dios es que tú eres bendecido no por tus obras, es por lo que él hizo, no hay más deuda, tú fuiste declarado justo en Cristo Jesús, ¡sal del orilla de este tanque!, el señor no podía curar a todos porque era un ambiente religioso, escogió curar al peor, porque si no endosaría estos milagros a esa creencia que había,  38 años de sufrimiento este era un pecador, terrible, claro no sé cuál es tu pecado pero yo llegue para librarte, dice el Señor, él te ve, también es mentira del diablo que Dios se olvidó de ti, o a veces esa voz humana de que te dice no vas recibir, porque eres el peor.

Quinto pabellón: de la ceguera espiritual, Jesús le dijo….. V 6,
El hallo que Jesús le iba a cargar al tanque, no tenía ni fe porque no sabía, “cuando yo me arrastro otro entra en mi lugar “entonces mi vida será así hasta en fin, Dios te trajo aquí para tener un encuentro con El, una nueva vida va comenzar, Jesús  fue para una fiesta, Había tres fiestas que requerían la presencia de los judíos varones en Jerusalén. Estas eran (1) la Fiesta de la Pascua y la Fiesta de los Panes sin Levadura, (2) la Fiesta de las Semanas (llamada también Pentecostés), y (3) la Fiesta de los Tabernáculos.  La Biblia no especifica cuál de estas fiesta era, pero este hombre estaba 38 años así, mientras había fiesta, en las fiestas judías, los judíos tenían una gran alegría, puedes estar aquí pero sin disfrutar de tu relación con El, cambia tu posición, tu forma de pensar, si tú crees vas a recibir. Amen
Si alguien nos visita ahora, no estoy predicando para que cambies de religión no estoy invitando para salir de la religión y venir para Cristo.

Pr. Luis Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio