Madurez cristiana – parte II

//Pr. Luis A. Núñez\\

LOS HIJOS ADOPTADOS COMO HIJOS 

“Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne, moriréis(detener); mas si por el Espíritu hacéis morir(matar) las obras de la carne, viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos (huios) de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción (juiodesia), por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos (teknon) de Dios. Y si hijos (teknon), también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados”             (Romanos 8:12-17)

“Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo; sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre. Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo. Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo” (Gálatas 4:1-7) 

  1. En esta oportunidad permítanme explicarles un poco estos versículos, introduciéndonos en el idioma griego y en la cultura. He visto muchos hermanos un tanto confundidos con la palabra “espíritu” y es que existen palabras que tienen diferente significado dependiendo del contexto, lo mismo sucede en el español, por ejemplo: La palabra lima para nosotros es una fruta, una ciudad y hasta una herramienta, dependiendo del contexto, sabemos a qué se refiere de manera Por ejemplo, si alguien dice: “Estoy arreglando una puerta y necesito una lima” inmediatamente entendemos se refiere a una herramienta.
  2. La palabra pneuma, que es traducida como espíritu, se refiere a nuestro espíritu, se refiere al Espíritu Santo, también a un espíritu inmundo (demonio) y por último se refiere a una motivación o impulso, por ejemplo: Filipenses 1:27 dice: “estar firmes en un mismo espíritu”, 2 Timoteo 1:7 dice: “no se os ha dado espíritu de cobardía” o también este en Romanos 8:15: “espíritu de esclavitud”. Según este último versículo ¿debemos suponer que se refiere a demonios? No, porque Dios no nos da demonios para ser poseídos por ellos. La razón es que en el griego existe un uso adicional de la palabra pneuma y es para expresar ánimo o motivación, este significado hace referencia al deseo del individuo o a aquello que lo mueve a una meta. También funciona así en el español, por ejemplo, cuando se dice “tenemos un espíritu solidario” o “vamos con un mismo espíritu”

“Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!” (Romanos 8:15)

Aquí se dice que no hemos recibido un espíritu de esclavitud, sino de adopción, entonces todos sabemos que se está refiriendo a que hemos recibido un sentir, una intención, una motivación hacia algo.

  1. En el capítulo 8 de Romanos también se está usando dos palabras que se traducen como hijo, el huios (Romanos 8:14) y el teknon (Romanos 8:16). En otros versículos del Nuevo Testamento existen dos palabras más que se traducen como hijo, que en realidad hablan de las etapas de desarrollo, estas son el nepios y el paidon, que más adelante apenas nombraremos. La palabra traducida como hijo en Romanos 8:14 (huios) es un término usado para designar un nivel de hijo maduro y constituido, por otro lado, el teknon es un término que se refiere además de una etapa de desarrollo, también a definir a un hijo como descendiente o engendrado. Es bueno recalcar que todos los evangelios y las epístolas cuando se refieren a Jesús como hijo, usan el huios.
  1. La palabra adopción viene del griego juiodesia que significa colocar como hijo. Pablo usa aquí una comparación que no está referida a la adopción como el hecho de tomar a un niño sin familia y hacerlo parte de la nuestra, sin embargo, en el contexto de la cultura en el tiempo bíblico, se adoptaba como hijo a un hijo propio, es decir, se le colocaba en la posición de hijo (huios) o hijo maduro. Algunos usan el término en español filiación para explicar esto, es decir, cuando el hijo había madurado y alcanzado una edad determinaba por el propio padre, entonces él lo adoptaba o lo colocaba en un status superior. Por el nacimiento o por la descendencia, él era un hijo (teknon), pero la adopción lo convertía en un hijo (huios). Con la adopción o filiación, el hijo podía representar al padre, podía encargarse de la administración del negocio familiar, es decir, el nacimiento en la familia le daba derecho a la herencia, pero la adopción le hacía participe de la herencia. La adopción le daba una posición de madurez.

En la comparación espiritual, un teknon es alguien nacido de Dios, un teknon tiene la naturaleza de Dios, pero solo un huios tiene el carácter de Dios, es guiado por el Espíritu y tiene la revelación de Dios como papito.

Esclavo del temor o hijo maduro 

Si eres dirigido por el Espíritu eres un huios (hijo maduro) ¿por qué? porque puedes ser dirigido por el Espíritu porque has aprendido a confiar en Dios, en su Palabra. Gálatas 4:6-7 dice que ahora el Espíritu de su Hijo que mora en nosotros grita: ¡Papito! es decir, nos lleva a entender que somos hijos amados, por esa verdad, por ese nivel de fe somos huios, hemos crecido y ya no podemos volver a la esclavitud del temor, sino salir para para destruir el altar de Baal, las mentiras del maligno y para levantar un ejército que crea que solo con el Señor somos más que vencedores, lo que aparentemente es poco con Dios será mucho, como el caso de Gedeón ¡Aleluya!

De primera instancia el Espíritu te da revelación de que eres hijo, de que eres teknon y luego te lleva a entender que eres hijo amado y a través de esa posición puedes decir a cada instante: ¡papito! El Espíritu ahora da testimonio a nuestro espíritu de que somos teknon, es decir, tenemos certeza de que tenemos la naturaleza de hijos de Dios, esa seguridad es la revelación de Dios, pero debemos entender que también hemos recibido el “deseo” de ser huios, de tal manera que tu plenitud de fe es cuando reconoces que eres amado, puedes clamar ¡papito! sabes que Dios está contigo porque eres hijo amado. Ahora entiendes porque dice la palabra que “el perfecto amor hecha fuera el temor”

“En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor” (1 Juan 4:18)

La palabra perfeccionado habla de crecimiento en fe.

En conclusión, cuando entiendes plenamente que Dios está contigo por causa de Cristo, que eres hijo amado por causa de Cristo y cuando eres coducido por el Espíritu y dirigido en esta verdad constantemente, entonces llegaste a una posición en la que no solo eres heredero, sino que participas de la herencia, puedes experimentar las bendiciones y sobre todo vivir la plenitud de la paz de Dios.

Hijo maduro o esclavo del temor 

Como teknon puedes volver a la esclavitud del temor, como un niño que a pesar de ser hijo sigue siendo como un esclavo sujeto a curadores y cuidadores.

Hijo maduro, no tiene temor de perder su posición de hijo, hijo maduro no tiene temor de ser desafiliado por sus errores, hijo maduro no tiene temor ser maldecido por su padre por causa de sus caídas (siempre asociando los malos acontecimientos o circunstancias duras a tu comportamiento), hijo maduro no tiene temor a la muerte porque anhela estar junto a su padre, hijo maduro cree en la perfecta voluntad de Dios porque este es su papito.

Descargar Audio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba