Por nada estén ansiosos

// Pr. Luis A. Núñez \\

Los pensamientos producen comportamientos, entonces si no hay cambio en el pensamiento no hay cambio de vida.  Tienes que cambiar de creencias porque las emociones son el resultado de las creencias.

La ansiedad es el fruto o resultado de una creencia errada, por ejemplo vemos en Mateo 25 la parábola de los talentos, donde el siervo que recibió solo un talento no hizo nada, solo lo enterró e hizo esto por miedo, él tenía una creencia errada, un pensamiento errado acerca de su Señor, que lo llevó a tener una conducta errada.

“Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí” (Mateo 25:24-26)

Si tu mente es renovada entonces cambiará tu conducta. Pastores, líderes, discipuladores o cualquier hijo de Dios ansioso será derrotado, porque en medio de una condicón como esta el diablo prevalece. Podemos hasta decir que un cristiano ansioso está en pecado, porque la Biblia dice que todo lo que no proviene de fe es pecado (Romanos 14:23) y la ansiedad es falta de fe, por eso debemos entrar en el descanso. Hebreos dice que debemos procurar, buscar, esforzarnos para hacer todo lo posible para entrar en el descanso.

“Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia” (Hebreos 4:11) 

Donde no hay descanso, hay ansiedad. Lo peor es cuando alguien echa la culpa a la iglesia, muchos dicen que la iglesia es la que los está llevando a esta ansiedad, sin embargo, el verdadero enemigo es la ansiedad. Tenemos que entender que todos nosotros estamos expuestos a la ansiedad, pero tenemos que vencer con el descanso en Dios. Leamos:

“Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. (Mateo 6:25-34)

Veamos algunos aspectos en esta porción de las escrituras: 

  1. El Señor repite tres veces “no os afaneis”

El Señor aquí en Mateo repite tres ves en los versos 25, 31 y 34 “no estén ansiosos”, cuando Él repite algo es porque esto tiene un valor por encima de muchas otras cosas,  porque es muy importante, es porque este asunto define tu vida espiritual, tu debilidad en la fe, la ansiedad define todo esto. El mayor problema es que alguien que es inundado de ansiedad pierde el favor, porque refuerza la fe contraria, cree mas fácilmente en lo que NO pasará. Tienes que vencer la ansiedad, el hijo de Dios victorioso vence la ansiedad, rehusa quedarse ansioso, él declara ¡voy a vivir debajo del favor, Dios está conmigo!

  1. Ten la perspectiva correcta de las cosas

Mateo 6:25 dice “no es la vida más que …” ¡eso es calidad de vida! más importante que el vestir es la vida en si. A veces quedas tan preocupado al punto de perder la calidad de vida, nadie tiene calidad de vida con ansiedad,  en otras palabras, el Señor Jesús aquí está preguntando: “¿vale la pena perder la paz por estas cosas?” ¿vale la pena perder tu salud por causa de eso? ¿Vale la pena tener hipertensión, gastritis por eso?

  1. Filiación

El Señor dice “tu Padre” porque quiere que sepas que Él es tu Padre, esto para el judío era extraño, ellos no llamaban a Dios de padre, para ellos Dios era Sabat, Jireh, etc.  Pero Jesús hace incapié en que puedes acudir a Dios como Padre.

“Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo” (Gálatas 4:7)“Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!” (Romanos 8:15)

No eres más esclavo, esclavo siempre vive atemorizado, angustiado, el que tiene mentalidad de hijo descansa, hijos que no tienen paz son ansiosos.

  1. Mirar las aves del cielo 

¿Por qué nos manda a mirar las aves del cielo? es para que entiedas tu valor para Dios. En Mateo 10:29-31 dice que los pajaritos no valen casi nada y aun asi no caen a tierra por hambre, “no temais” (v31), es no quedes ansioso, no pierdas el valor que tienes, por eso el Señor habló del valor de esas aves ¿cuál fue el precio que fue pagado por ti? tú tienes valor, es necesario vencer, no podemos vivir como derrotado, no admitas esto, no vivas ansioso en ningún aspecto, en ninguna área ¿cuándo es que un pajarito pasa hambre? es cuando alguien lo captura y se olvida de él, por eso en el salmo 91, dice “el que descansa en la sombra del altísimo será librado de la trampa del cazador (en otra traducción dice de la trampa del pajarero), si no descansas en la sombra del altísimo entonces  allí viene el pajarero con su trampa ¿cómo es que Dios te libra? descansando bajo su sombra.

  1. Quien de ustedes por más que se afane

Una vez más el Señor apela a la lógica. Él te dice “por favor date cuenta, la ansiedad no cambia nada”, la ansiedad no cambia tu matrimonio, no cambia la cuenta bancaria, no cambia nada. El Señor te pregunta para qué das campo a la ansiedad si eso no te ayudará en nada, tienes poder para ignorar la ansiedad.

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Timoteo 1:7)

No permitas que la ansiedad se convierta en un hábito negativo. Lo peor es cuando la abuela, la madre eran ansiosa y ahora tú eres ansioso(a). No quiero decir que la ansiedad  esea hereditaria, pero en realidad es un habito Tenemos que escoger descansar en Dios porque ese hábito puede convertirse en una fortaleza, fortalezas son permisos que le das al diablo, para atacar y atormentar, eso es complicado, es cuando crees o eres convicto de que nadie puede con eso.

  1. Miren los lirios del campo 

¿Por qué estás preocupado con la ropa? presta atención a los lirios silvestres, la promesa es que si Dios vistió los lirios con salud, belleza y vigor ¿cuánto más a ti? la ansiedad produce también enfermedad.

  1. Los gentiles

En el Nuevo Testamento solo hay tres clases de personas, están los judíos, gentiles y la iglesia. Cuando el Señor dice “no seas como los gentiles”, Él está diciendo que no amemos al mundo, ni las cosas que hay en el mundo, porque el amor del padre no permanece en el mundo, el amor del Padre es dado en Cristo para que sepas que eres amado por Él. Quien queda ansioso por cosas como comida, bebida, vestido, es porque no sabe que es amado, necesitas confesar eso cotidianamente, necesitas expresar lo que eres en Cristo, lo que tienes en Cristo y descansar en Él.

  1. El Reino de Dios 

“Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres. Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación” (Romanos 14:17-19)

Busca la paz y la alegría en primer lugar, si no eres capaz de compartir algo que te produce alegría a los que están a tu lado algo está mal, busca el Reino de Dios, también su justicia, pero ¿qué es la justicia de Dios? no es nuestra justicia, es la justicia de Dios que es Cristo, no es la nuestra, la que conseguimos con nuestro esfuerzo propio. Dios dice “coloca en mi tu confianza”.

Cuando estás en paz honras a Dios, solo quien está sintonizado con el descanso es guiado por el Espíritu, todo responde por la dirección de Dios, por la paz, Dios no te va dar un gran ministerio para destruirte, la gloria de Dios solo enriquece, descanza ahora que Él te va dar más, ese es el tratamiento que necesitas, más descanso, cero condenación.

Vencedores viven en el descanso, a veces las mismas pruebas pueden venir, pero en un nivel diferente, estamos dando las mismas vueltas al rededor de una montaña, pero estamos subiendo.  

Descargar Audio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba