Dios, el perfecto artesano

//Pr. Luis A. Núñez\\

“¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel” (Jeremías 18:6)

Necesitamos entender que Dios quiere modelarnos, hacernos conforme a su plan maravilloso, está haciendo su obra en nosotros, por eso dice que somos hechura suya. 

“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:10)

Es muy importante conocer a Dios, conocer el corazón de nuestro Padre, por eso la Biblia aclara que Dios es amor. 

“Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él” (1 Juan 4:16)

Es muy importante conocer y creer en ese amor, el amor que Dios tiene para con nosotros ¿cuál es el amor que Dios tiene para con nosotros?  Se resume en una palabra maravillosa, CRISTO, la mayor expresión de su amor hacia nosotros es Cristo, en Él fue definido nuestro destino eterno, en Él fue transformada nuestra naturaleza y en Él fue proyectado que reinarás en vida.

“Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia” (Romanos 5:17)

Su amor se expresa no solo en darte vida, sino vida en abundancia, que es una vida plena.

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10)

Los que contemplan la gloria del Señor son transformado de gloria en gloria. Es importante mirar lo que Dios diseñó para ti, quien eres en Cristo, ya vimos como Cristo hizo lo que hizo para presentarte sin mancha delante de Dios, su amor es su gloria. Dios tiene los mejores planes para ti. 

Tenemos un Dios feliz 

Él tiene complacencia en esa obra consumada, en la obra de Cristo. En Nehemías 8:8-12 la Biblia muestra que la lectura de la ley producía en ellos llanto, pero los levitas tuvieron una revelación y les dijeron no lloren, pues este es día santo, alégrense porque el gozo del Señor es nuestra fortleza, no es nuestro gozo, es el gozo del Señor, es la alegría de nuestro Dios.

¿Qué produce su alegría? Para quienes somos padres, los aciertos y logros de nuestros hijos es nuestra alegría, para Dios la obra consumada de Cristo en la cruz, es su alegría, su satisfacción, Cristo es la complacencia de Dios, porque a través de Él, toda la humanidad tendría oportunidad de redención. Aquel día la voz del cielo dijo: “En él tengo complacencia”. Entonces cada vez que Dios nos ve, ve a Cristo en nosotros y esa es su alegría, su compacencia, no son tus aciertos, es lo que ahora eres en Cristo.

Tú eres ahora la alegría de Dios por causa de Cristo. El día santo es indefectiblemente la representación del sábado y el sábado es una tipología de Cristo, Cristo es el Sabat. En Nehemías los levitas dicen:”Porque es día santo hay que alegrarse”, porque la alegría de Dios está en Cristo y por ende en lo que somos en Cristo.

1 Timoteo 1:11 dice que: “el evangelio del Dios bendito”, esa palabra es “makarios”, que se traduce como bienaventurado o doblemente feliz. La Palabra dice que Dios es un Dios feliz, el evangelio procede de un Dios feliz. La felicidad de Dios está relacionada con el evangelio, es decir, la felicidad de Dios es la obra de Cristo.

Tu vida es respuesta a la voluntad de Dios, no es una casualidad, sea lo que sea que enfrentaste o las cosas que pasaste en tu familia, no eres una casualidad.

“Mi embrión vieron tus ojos y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar ni una de ellas” (Salmos 139:16)

¿Sabes lo que significa esto? que el Señor te vio en el vientre de tu madre, aun hasta antes de que fueras concebido y esta verdad te llenará de esperanza, de fe y de paz, porque Dios tiene los mejores planes, los mejores pensamientos para ti.

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” (Jeremías 29:11)

La palabra pensamientos significa planes, designios, maquinaciones. La palabra maquinación en nuestro medio suena a algo malo, pero en si habla del diseño de una maquina, entonces si usamos ese concepto quiere decir que sus planes son los mejores para nosotros, por eso debemos alinearnos a ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba