Viviendo en victoria

//Pr. William Sagarvinaga\\

Y vino el ángel de Jehová, y se sentó debajo de la encina que está en Ofra, la cual era de Joás abiezerita; y su hijo Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas. Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente” (Jueces 6:11-12) 

Recuerda quien eres y que es lo que Dios está haciendo por ti cada día de tu vida. Dios quiere que podamos mirar hacia adelante y confiar en Él, tu llamado es irrevocable y no puedes huir de nuestro Señor. La Biblia nos enseña que Jesús murió, pero también que resucitó y al resucitar nos dio la victoria ¿Cuántas veces hemos vivido una vida de derrotas y fracasos sin reconocer o aceptar que la victoria solo te puede dar el Señor?

  1. Los hijos de Israel hacen lo malo ante los ojos de Jehová 

El pecado nos hace esclavos y no podemos mirar a Dios  (Jueces 6:1-5). El pecado no permite vivir en victoria, solo en fracasos. Mantiene nuestra atención en como no podemos caminar en victorias, nuestras frustraciones nos hacen más débiles. El pecado nos separa de Dios y no nos permite contemplar al Creador de toda nuestra vida.

  1. Dios llama a Gedeón 

El ángel de Jehová se le apareció y le dijo: “Jehová está contigo, varón esforzado y valiente” (Jueces 6:12). Es así exactamente como Dios nos ve a cada uno de nosotros. Entiende que Él siempre te ve con las mejores características en tu vida, está soñando contigo, Dios está de tu lado.

  1. Jehová está contigo

Todo sucede con un propósito, no dudes de aquello, siempre hay un gran propósito en tu vida y solo tienes que extender tu mano y decirle a Dios cual es el propósito que estas poniendo en mi vida. Dios no se aleja de nosotros, sino nosotros nos alejamos de Él. En Jueces 6:13 Gedeón le respondió: “Ah, Señor mío, si Jehová está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto?” y esa es justamente una tendencia en nosotros, condicionar la presencia de Dios a través de las circunstancias, sin embargo, es necesario entender que Él nunca se aleja de nosotros, porque es nuestro creador, es nuestro rey, es quien siempre está atento a nuestra voz.

Gedeón cuestionó dónde estaba Dios cuando sucedieron todas esas calamidades. No obstante, no era que Dios no estaba con ellos, sino que ellos no estaban con Dios. Como respuesta a la pregunta de Gedeón, Dios le dijo que avanzara, asegurándole que Él sería el que libraría a Israel. Dios quiere darte la victoria (Jueces 6:14). Nuestra confianza está puesta en Dios, Él te dará la victoria, solo camina a su lado cada día de tu vida.

  1. Si Dios te manda a hacer algo es porque quiere mostrarte cosas grandes

Si Dios te pide que hagas algo, aunque suene loco, es con un propósito. En el libro de Josué vemos que Dios le comparte instrucciones aparentemente ilógicas para tomar la ciudad amurallada de Jericó y los resultados de la obediencia nos muestran que a veces las cosas suenan ilógicas, pero para Dios es todo posible, solo es necesario creer y obedecer. No desmayes se fiel y deposita tu fe en Señor, Dios te llamo a vivir en victoria.

“Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo” (1 Corintios 15:57) 

  1. Dios escogió lo peor para luego exaltarlo  

“Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché” (Isaías 41:9) 

De lo vil y menospreciado del mundo nos escogió el Señor, para Dios eres sumamente valioso.

Por lo tanto, para concluir, apartarse del Señor solo trae opresión y calamidad. Sin embargo, aunque se haga, Dios está siempre ahí listo para perdonar e invitar a cualquiera a que regrese a Él. Algo más que también quisiera que recuerdes es que cuando Dios nos pide algo, Él está dispuesto a ayudarnos para alcanzar el objetivo.

“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe” (1 Juan 5:4)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba