Señales de los que aman a Dios

//Pr. Luis A. Núñez\\

MANO DE DIOSNuestro amor por Dios hoy es el resultado de reconocer el amor de Dios por nosotros.

1 Juan 4:19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

Apocalipsis 1:5 5y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre.

Todo aquel que tiene revelación del amor de Dios en su vida tendrá simplemente una respuesta de amor hacia Dios, le amamos porque Él nos amó primero, esta es una respuesta tremenda ante todo aquel que no comprende la dimensión y los límites de nuestro amor, en otras palabras le amamos porque reconocemos su amor, En:

Efesios 3:14-19 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 15de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, 16para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; 17para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, 18seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

El apóstol Pablo nos dice que el dobla sus rodillas, es decir ora para que tengamos revelación de la profundidad, ancho, la longitud y la altura del amor de Cristo por nosotros, porque solo así podremos alcanzar la plenitud de Dios, es decir para alcanzar la abundancia de la manifestación completa de Dios en nuestra vida que lo llamamos como bendición, como favor debemos tener revelación de su amor. Esto es confirmado en Efesios 6:24 La gracia sea con todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo con amor inalterable. Amén.

Como podemos medir este amor por Dios, como podemos manifestar ese amor a través de esta revelación?, simplemente expresando señales o actitudes que nos muestran cuanto amamos a Dios y por ende cuanto hemos tenido revelación de su amor.

Si amamos a Dios fruto de esta relación nuestra respuesta irá a ser que seamos conocidos por El, esta expresión habla de relación, es decir no solo somos sus amados si no sus conocidos, 1 Corintios 8:3 Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él. Esta expresión nos habla de un acercamiento mayor porque Él nos ama a todos, su gracia es derramada sobre todos pero Él tiene un acercamiento mayor con algunos quienes son ellos los que aman a Dios con sinceridad.

Veamos algunas de estas señales.

1.- No aman al mundo.-

1 Juan 2:15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 17Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre

Esta es una señal tan evidente de quien ama a Dios, ahora ¿qué es el mundo?, definitivamente no se refiere a las personas sino a un sistema y que no necesariamente se presenta como algo feo horrendo como el pecado, si no, muchas veces se presenta como algo lindo y que no tiene apariencia de mal, el mundo también podemos definir como personas cosas y actividades que nos apartan de Dios, todo aquello que nos quita el celo de orar, que nos quita el interés de su Palabra y de dar testimonio ante los hombres.

Egipto es simbolizado como el mundo en la Biblia y nos ofrece por lo menos tres cosas: provisión, protección y placer, entonces cuando estas cosas que ofrece el mundo nos apartan de Dios es decir cuando Dios deja de ser nuestra fuente de provisión, protección y placer, es amor al mundo, todo lo que quita a Dios del lugar que le corresponde en nuestras vidas es el mundo.

2.- Amor por los hermanos.- esta es otra señal de la revelación del amor de Dios y de que amamos a Dios

1 Juan 4:20-21 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? 21Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.

Este texto no habla de que debemos amar solo a los hermanos bondadosos amables si no a los hermanos también difíciles y cómo es posible esto, cuando tenemos revelación del amor de Dios por nosotros y cuando expresamos amor por El, somos inundados de su gracia para amar a los otros, mostrar amor para quien no lo merece así fue Dios, nos amó estando muertos en nuestros delitos y pecados percibe que esa revelación nos ira hacer amar a quien no lo merece.

3.- Quien ama a Dios obedece.-

1 Juan 5:2-3, En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. 3Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.

Esta es una señal impresionante de quien ama a Dios y es que no hay manera de decir que lo amamos si no le obedecemos y es que para quien ama a Dios no es una angustia seguir su Palabra si no un privilegio saber que obedecer es una forma de retribuir su amor, un día el te perdono de todos tus pecados, pero no solo eso si no te trajo a su casa, y aun más te hizo su hijo, y aun resolvió tomar la herencia de su único hijo, para compartirla contigo, y tal vez quieres hacer algo para retribuir ese amor, pero Él lo tiene todo y te preguntas que puedo hacer y El solo te dice si me amas, si tienes gratitud entonces guarda aquello que está en mi corazón, lamentablemente la óptica hoy de muchos creyentes es obedecer por temor a las consecuencias, mas debería ser por amor a Él.

Todo esposo o padre que a ama a su cónyuge o a sus padres jamás en términos normales querrá hacer algo que sabe que no le gusta a esa persona, “oh yo amo a mi esposa y sé que no le gusta esto lo voy hacer” no tiene coherencia. La gracia no es no obedecer sino más bien obedecer por que amamos eso hace más fuerte nuestra obediencia. Ej. El diezmo, la ofrenda tiene más peso hoy que en la ley.

4.- Quien ama soporta y persevera en la pruebas.-

Santiago 1:12 2Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

La fuerza del amor por Dios nos permite resistir todo embate maligno y toda prueba, la revelación de su amor será la inspiración para vencer, por amor a Él y por gratitud venceremos, nuestra inspiración para resistir y vencer es el amor que tenemos por Dios, veamos un tanto la siguiente porción de la palabra.

Génesis 39:7 Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo. 8Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene. 9No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?

Observa que José dice como haría tal cosa contra mi Dios, la explicación parece que tuviera gratitud a Potifar pero su amor mayor era Dios. Ese amor lo hizo vencer, mantenerse firme.

5.- Quien ama a Dios vence el temor.-

1 Juan 4:16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. 17En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. 18En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 19Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

Observemos como se aclara que quienes han conocido su amor le aman, esto es revelación de su amor, y quien está en ese amor echó fuera el temor, quien ama a Dios vive seguro porque sabe que El amor de Dios nos constriñe.

2 Corintios 5:14 Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; 15y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos. La palabra constriñe significa nos deja perplejos. El temor es desechado por el amor la confianza en su amor.

6.- Quien ama cuida de sus ovejas.-

Juan 21:15-17, Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. 16Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 17Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.

Liderar una célula no es respuesta de una estructura, si no del amor a Dios una manera de mostrar amor por Él es apacentando sus ovejas por eso el liderazgo de células debería ser una de nuestras metas y anhelos.

Aquí le pregunta tres veces porque Pedro no entiende la revelación de su amor.

Descagar Audio

3 comentarios en “Señales de los que aman a Dios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio