Actitudes en el año de la aceleración

//Pr. Eliud Cervantes\\

Cada vez que Dios nos da un tema del año, es una palabra profética para nuestro futuro, lo cual siempre llena nuestro corazón de esperanza. Siempre es Su deseo darnos un futuro y una esperanza y nunca asustarnos.

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” (Jeremías 29:11)

En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David, y cerraré sus portillos y levantaré sus ruinas, y lo edificaré como en el tiempo pasado; para que aquellos sobre los cuales es invocado mi nombre posean el resto de Edom, y a todas las naciones, dice Jehová que hace esto. He aquí vienen días, dice Jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán” (Amós 9:11-13) 

Estamos en una temporada profética en estos últimos días antes del regreso de Jesús. Y en este tiempo, Dios nos dio una dirección que este año será el “Año de la Aceleración”, pero eso está completamente relacionado con lo que dice en el verso 11, que es la “Reconstrucción del Tabernáculo de David”. El Tabernáculo de David es una imagen de la iglesia que está bajo el nuevo pacto de gracia y esta reconstrucción comenzó cuando nació la Iglesia Primitiva, pero continúa hasta ahora.

Es por esa razón que Jacobo hizo mención a la profecía de Amós en el concilio de Jerusalén (Hechos 15:15-18). En estos últimos días, Dios todavía está reconstruyendo el Tabernáculo de David, ¡una imagen de la iglesia bajo el nuevo pacto de gracia! Pero, ¿Cuáles son las actitudes que debemos tener para vivir esa aceleración en nuestras vidas? 

Este año da valor y busca la presencia de Jesús

Cuando el Tabernáculo de David se instaló al principio, era una tienda vacía creada para albergar el arca del pacto. David siempre había tenido el deseo de llevar el arca de regreso al centro del pueblo de Dios, que estaba en Jerusalén (Monte Sión).

En la Biblia, David es conocido como el hombre conforme al corazón de Dios. En Hechos 13:22, el apóstol Pablo registra que Dios mismo llamó a David un hombre conforme a Su corazón, y en 1 Samuel 13:14, el profeta Samuel llama a David de la misma manera. A Dios le agradaba David. Le tenía cariño.

Quitado éste, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero” (Hechos 13:22)

Pero Jehová el Dios de Israel me eligió de toda la casa de mi padre, para que perpetuamente fuese rey sobre Israel; porque a Judá escogió por caudillo, y de la casa de Judá a la familia de mi padre; y de entre los hijos de mi padre se agradó de mí para ponerme por rey sobre todo Israel” (1 Crónicas 28:49)

David sabía que a Dios le agradaba. No solo le amaba, sino que le agradaba. A Dios le gustó que lo hiciera rey sobre Israel. ¿Por qué Dios llamó a David un hombre conforme a Su propio corazón? David fue la única persona que tenía un intenso deseo de llevar el arca (la presencia de Dios) desde Quiriat-jearim (1 Samuel 7:2) a su lugar apropiado en el Monte Sion.

Desde el día que llegó el arca a Quiriat-jearim pasaron muchos días, veinte años; y toda la casa de Israel lamentaba en pos de Jehová” (1 Samuel 7:2) 

Y ¿Qué es el Arca? Dios quiso que el arca del pacto, la pieza más importante del Tabernáculo, fuera la expresión más clara de su Hijo amado, Jesucristo; por tanto, cuando David quiso llevar el Arca, era porque amaba la presencia de Jesús. Por tanto, cómo trates al Hijo amado de Dios es cómo Dios te tratará a ti. De eso se trata la salvación: aceptar a Su Hijo. No se trata solo de creer en Dios, sino de aceptar a Jesús, quien es el camino, la verdad y la vida (Juan 14:6).

Mira a Jesús y Su obra consumada y entrarás en Su descanso y experimentarás aceleración 

Mientras más veamos a Jesús en este nuevo año, entraremos en Su descanso y experimentaremos la aceleración.

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”     (Mateo 11:28) 

El Señor quiere que vengas a Él, y recuerda que no estás llegando a una fórmula, una técnica o una forma de asesoramiento. Estás viniendo a Él, Su persona. Cuando vienes a Jesús, Él mismo te hace descansar. Ver a Jesús es disfrutar de cada bendición que Dios tiene para ti.

“En quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento” (Colosenses 2:3)

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” (Juan 1:3)

Y es interesante que cando Dios dio instrucciones sobre cómo construir el Arca del pacto, Su corazón estaba lleno de Su Hijo. Si bien Dios dio la ley para mostrarle al hombre que es pecador, le dio el arca para mostrarle a Jesús, porque el Arca es la expresión más clara de su Hijo. Sin embargo, hay algo importante, cuando no hay sangre en el propiciatorio, que es la tapa del Arca, el arca no funciona de la manera en que debe hacerlo. Cuando el arca es llevada al campo de batalla, debe haber sangre en el propiciatorio para que haya victoria. En el tiempo de Israel, la práctica de rociar sangre se hacía una vez al año en el Día de la Expiación. Pero ahora, tenemos la sangre de Jesús que fue derramada en la cruz y acabó con nuestros pecados de una vez por todas. Gracias a Su sangre, podemos recibir bendiciones y éxito, e incluso la muerte es conquistada por Su sangre.

Por tanto, nuestra prioridad este año debe ser: Pasar tiempo en Su presencia

Este año, démosle a Jesús el lugar central en nuestras vidas. Cuando David era joven, ya quería llevar el arca al centro del pueblo de Dios (Salmos 132). Es señal de sabiduría querer ocuparse de la persona de Jesucristo (el Arca), y eso lo vemos en la vida de Salomón.

Después de que Salomón recibió sabiduría, se despertó e inmediatamente buscó adorar a Dios en el Tabernáculo de David donde estaba el arca del pacto. Antes de esto, había adorado a Dios en Gabaón (2 Crónicas 1:3), que es donde se llevaban a cabo todas las prácticas religiosas, pero donde el arca estaba ausente. Una vez que tengas el deseo de estar más ocupado con la presencia de Jesús, tu vida será transformada. Es una señal de sabiduría cuando alguien busca a Jesús. Los sabios todavía lo buscan.

Este año no confíes en tu propio esfuerzo, confía en los caminos de Dios 

David no estuvo exento de errores, y uno de los errores que cometió fue intentar llevar el arca a Jerusalén transportándola en una carreta de bueyes. Esta no era la manera ordenada por Dios. El camino de Dios era que el arca fuera llevada sobre los hombros de los levitas (los sacerdotes).

Transportar el arca en una carreta tirada por bueyes era en realidad la forma en que los filisteos transportaban el arca (1 Samuel 6:10–12). Pero los bueyes tropezaron y uno de los hombres de David llamado Uza extendió la mano para sujetar el arca y murió. 

Cuando llegaron a la era de Nacón, Uza extendió su mano al arca de Dios, y la sostuvo; porque los bueyes tropezaban. Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios. Y se entristeció David por haber herido Jehová a Uza, y fue llamado aquel lugar Pérez-uza, hasta hoy” (2 Samuel 6:6-8) 

Uza significa “Fuerza”, nos habla de hacer u obtener las cosas en nuestro esfuerzo o a nuestra manera. Sin embargo, el camino de Dios es que el arca sea llevada sobre los hombros de los sacerdotes. El error de David fue ponerlo en una carreta de bueyes. Esta es una imagen de cómo el hombre puede idear muchas formas (basadas en el esfuerzo humano) para mejorar la iglesia o mejorar su vida espiritual, pero todas estas formas conducen a la vanidad.

Este año, hagamos las cosas a la manera de Dios, dejémonos guiar por Su Espíritu, sigamos Su presencia y no dependamos de nuestro propio intelecto o fuerza para tratar de progresar. Cuando confiamos en Él y seguimos sus caminos, descansaremos y veremos una aceleración de cosas buenas en nuestras vidas.

Preguntas para compartir:

  • ¿Cuáles son tus hábitos diarios que dan valor a la presencia de Jesús?
  • ¿Por qué David fue llamado el “Hombre conforme al corazón de Dios”?
  • ¿Qué significa llevar el Arca en carros de bueyes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba