La fe y nuestras palabras

 

//Pr. Eliud Cervantes\\

A Dios le agrada la fe sencilla que cree que Él es bueno

¡Dios ama la fe! Cuando Dios mira a una multitud, se concentra en el que tiene fe. ¡La fe siempre llama la atención de Dios!

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” He 11:6

Tus acciones buenas y moral correcto no agradarán a Dios tanto como tu actuar con fe. Cuando crees que Dios es bueno y que ama bendecirte, tienes la clase de fe que agrada a Dios. 

La fe se trata de ver a Jesús y disfrutar de su paz y favor inmerecido

En el camino de la justicia está la vida; Y en sus caminos no hay muerte.” Pr 12:28

Mientras estés vivo en la tierra, ¡Dios puede usarte! Puedes impactar a las personas que te rodean, compartir el evangelio con ellos y ser un instrumento de sanidad de Dios para ellos. Una vez que estés en el cielo, ya no podrás alcanzar a las almas perdidas en la tierra.

Lo saciaré de larga vida, Y le mostraré mi salvación” Sal 91:16 Larga vida es una bendición de Dios. El deseo de Dios es que vivas mucho tiempo para que puedas ver más a Jesús. El nombre de Yeshua resume todas las bendiciones y promesas del Salmo 91.

Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús” 2Pe 1:2

La única manera de que la gracia y la paz se multiplique es a través del conocimiento de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo.  Nos conviene ver cada vez más a Jesús y conocerlo cada vez más.

No puedes saber más de Jesús a través de las redes sociales y otras personas porque no pueden darte lo que solo el Espíritu Santo puede. 

Reinamos cuando recibimos la abundancia de la gracia y el don de justicia

Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia” Ro 5:17

Dios nunca tuvo la intención de que el Hombre muriera. Pero la paga del pecado es muerte, y el pecado de Adán trajo la muerte a la existencia. Desde entonces, la muerte ha reinado por el pecado de Adán.

Contrariamente a la noción común de que recibir la gracia y la justicia hará que reinemos en esta vida, podemos ver este versículo en el sentido de: en lugar de muerte reinando, reinarás a través de la vida que está dentro de ti!

Para reinar en vida, necesitas recibir: La abundancia de la gracia y El don de la justicia

“…yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia” Jn 10:10

Jesús no vino para hacer buenas a las personas malas, vino para hacer vivir a los muertos. Cuando naciste de nuevo, la vida de Dios fue infundida en tu espíritu muerto y te volviste vivo en vida resucitada. La vida de Dios en ti producirá el carácter de Dios y los frutos del Espíritu Santo.

Cuando vemos a Jesús en Su gracia, Él nos ve en nuestra fe

La mayor bendición que puedas recibir es que tu espíritu muerto cobre vida, que es la salvación.

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe” Ef 2:8

La Biblia dice que la salvación se recibe por gracia y por fe. De parte de Dios, Él nos da la gracia, que es un favor inmerecido, y de nuestra parte, la recibimos por la fe.

La fe es la moneda divina del cielo: cuando le damos fe a Dios, Dios nos da las cosas que necesitamos. Esto no significa que estemos ganando Sus bendiciones. Recibir algo por fe significa que es dado por gracia de parte de Dios. La gran fe reconoce que no hay trabajo por hacer; solo necesitas recibir del Señor.

Cuando lo ves a Él en Su gracia, Él te ve en tu fe. Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva” Mr 5:34a

Cuando la mujer con flujo de sangre tocó el borde del manto de Jesús y recibió su sanidad, Jesús le dio el crédito a pesar de que fue Su poder el que la curó. Mientras la mujer buscaba a Jesús, no estaba consciente de su propia fe, sino que solo estaba consciente de Jesús.

“Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo” Ro 10:17 (NVI)

Descargar Audio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio