Siete señales de un amor que se enfría

//Pr. Wilber Chávez\\

INTRODUCCION

Vivimos tiempos de multiplicación de la Iniquidad. Tiempos de perversión sexual, donde el aborto es aprobado, drogas, feminicidio, corrupción, etc. Por causa de ello necesitamos examinar nuestro corazón, el apóstol pablo nos muestra que se vienen tiempos difíciles. (2Tm. 3.1) “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos”.

Aun la biblia dice que Mateo 24:8-12 dice que “por haberse multiplicado la maldad el amor de muchos se enfriara”.

Vivimos tiempos en que por causa de la influencia de este mundo se hace más difícil mantener un corazón incendiado para el Señor. Hoy en día nuestro mayor enemigo es el sistema de este mundo, y lo que hace es enfriar nuestros corazón y amor.

En Juan 21:1-9 la biblia nos cuenta una historia. Allí podemos ver algunas señales de un amor que se enfría a través de la vida de los discípulos del Señor, los cuales anduvieron con el

“Después de esto, Jesús se manifestó otra vez a sus discípulos junto al mar de Tiberias; y se manifestó de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás llamado el Dídimo, Natanael el de Caná de Galilea, los hijos de Zebedeo, y otros dos de sus discípulos. Simón Pedro les dijo: Voy a pescar. Ellos le dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y entraron en una barca; y aquella noche no pescaron nada. Cuando ya iba amaneciendo, se presentó Jesús en la playa; mas los discípulos no sabían que era Jesús. Y les dijo: Hijitos, ¿tenéis algo de comer? Le respondieron: No. El les dijo: Echad la red a la derecha de la barca, y hallaréis. Entonces la echaron, y ya no la podían sacar, por la gran cantidad de peces. Entonces aquel discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro: ¡Es el Señor! Simón Pedro, cuando oyó que era el Señor, se ciñó la ropa (porque se había despojado de ella), y se echó al mar. Y los otros discípulos vinieron con la barca, arrastrando la red de peces, pues no distaban de tierra sino como doscientos codos. Al descender a tierra, vieron brasas puestas, y un pez encima de ellas, y pan”. Juan 21:1-9

Aquí vemos que el corazón de los discípulos se enfrió por causa de la maldad que vieron en el mundo (ver como matan a un hombre inocente). Ahora veremos algunos aspectos manifestados en la vida de los discípulos por causa de haber enfriado su amor.

  1. PENSAR EN VOLVER A SER LO QUE ERA ANTES DE CONVERTIRME AL SEÑOR “IRÉ A PESCAR”

En el versículo 3 Pedro dice que ir a Pescar. Cuando conocimos al Señor no tuvimos ningún dolor de dejar muchas cosas que sabíamos que nos alejaban del Señor, pero con el pasar del tiempo al no mantener un corazón apasionado por el Señor viene a nuestro ser un gran deseo de “Volver a pescar”.

Y no me refiero a irse al mundo, pero si a volver a tener amistad con aquellos viejos amigos, viejos juegos, volver a ver lugares que hace tiempo ya no íbamos. En Lucas 9:62  “Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios”. No podemos volver atrás.

  1. OLVIDAN SU PROPÓSITO COMO DISCÍPULOS

Pedro y los discípulos enfriaron su corazón debido a que olvidaron que son discípulos y tienen un propósito a cumplir. Era importante propagar el mensaje del evangelio, dedicar su vida a la obra y ellos olvidaron eso por un momento.

Muchas veces nosotros también olvidamos nuestro propósito de anunciar la venida de Jesús. Estos últimos días el Señor me dio el privilegio de predicar a dos personas y sentí lo cuan feliz y gratificante es ello. Para Jesús su alimento era hacer la voluntad de quien le envió. Jn. 4.34

Ej. Tengo un discipulado que ha crecido mucho y hoy tiene un promedio de 18 células, y es increíble que lo más que quieren hacer es viajar a predicar el evangelio. Tengo otro que esta en este momento en otro departamento haciendo evangelismos, porque el hacer la obra nos incendia aún más el corazón. Mucha gente pregunta ¿Cómo tener un corazón apasionado? Haz la obra sin tener que sentirla. Una pregunta que todos siempre debemos respondernos es ¿Cuándo fue la última vez que predicaste a alguien de Jesús? No nos desviemos de nuestro verdadero propósito.

  1. NO DISFRUTA DE LA BENDICIÓN DE DIOS

Sabemos que somos bendecidos por la gracia y el favor inmerecido del Señor, pero cuando nuestro amor se enfría nuestra fe es robada, dejamos de ver la bendición de Dios en nuestra vida. Cuando Pedro conoció al Señor él pudo ver un gran milagro en su vida (decidió seguirlo x causa de ese milagro) pero después que su corazón se enfrió, nuevamente no pudo ver esa bendición en su vida.

Ej. Conozco de hermanos que fueron muy pero muy bendecidos por el Señor, pero tiempo después por muchas circunstancias su corazón se enfrió y si hoy aún mucho de esa bendición permanece, ya no hay ese brillo en sus ojos (ya no les causa efecto).

El detalle no es el de tener la mejor comida sino en poder disfrutarla. Ej. La uncucha con café y palta, la huatia con queso y llatan, un yuyujaucha, son pequeños detalles que alegran a los hermanos en sus eventos puente. Eclesiastés 2:22-24. Este mundo ya no está disfrutando. Ej. Homosexualismo, adulterio, comida en china. Etc. Los creyentes podemos caer en ello.

  1. NOS QUEDAMOS SIN ALIMENTO

Cuando Jesús llego donde sus discípulos, ellos no tenían que comer. Sin el alimento de Dios en nuestras vidas comenzamos a alimentarnos de basura en la tv, internet, música, y cosas del mundo que nos alejan más de Dios. Ej. Ayer hable con un hermano muy usado por el Señor que me dijo q estos 8 meses que esta fuera no ha congregado y lo que ello causa es que al escuchar la palabra creemos que esa palabra ya no es para nosotros. ya no permitimos que esa palabra nos transforme.

Ej.  A veces cuando una pareja de busca por problemas de carácter muchas veces el único consejo que les doy es asistir a la célula y a los cultos constantemente. Porque como sabemos, tenemos una carne y un espíritu los cuales deben ser muy alimentados y según a quien alimentemos entonces cosecharemos sus frutos. Ga. 5:16

  1. DEJAMOS DE VER LAS MANIFESTACIONES DE DIOS

Primero Pedro no lo reconoció, después al caminar con él dijo que era Cristo y ahora en esta historia, no lo percibe con facilidad. Ej. Igual que los que iban a Emaús. Hoy en día como Iglesia estamos viviendo un año muy precioso en la cual cosas mayores veremos. Pero para cuantos ello está quemando en su corazón.  EJ. El error de muchos nos impide ser fieles, las caídas de otros nos quieren arrastrar. No lo permitas. Ej. A veces tu conyugue no actúa como desearías, pero ánimo, no enfríes tu corazón.

  1. SABE QUE DIOS LO AMA, PERO NO RESPONDE A ESE AMOR.

Fue Juan quien se recostó en el pecho de Jesús, pero no fue el quien salto de la barca rumbo a Jesús. Quien dice amar debe aprender a expresar ese amor. Ej. Esposos que dicen amar a sus esposas de la tierra a la luna o están dispuesto a bajar el sol y las estrellas, muchas veces no están dispuestos a ir una milla extra por ellas. En 1Jn 3:18 vemos esta palabra “Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad”.

Ej. Hno. Que encontró un celular y no quiso devolver y también hermanos, que año tras año no desean asumir una célula.

INCENDIANDO NUESTRO CORAZON

Uno de las maneras de poder incendiar nuestro corazon es lo que la biblia dice en hebreos 10.24-25 “sin dejar de congregarnos sobre todo cuando el fin se acerca”, porque es esa comunión de la Iglesia que nos ayudara a tener un corazón incendiado.

La biblia muestra que Jesús al verlos derramo nuevamente su gracia. 1. preparo las brasas (incendiar nuevamente), 2. hizo peces (milagros), 3. pan (sustento). 4. Restauro su posición.

CONCLUSIÓN

No dejes de alegrarte en el Señor a pesar de las circunstancias, ellas pasaran el Señor no. Historia de Jacob. En Génesis 37:3, vemos cuanto Jacob amaba a su hijo José, en Génesis 37:33-35, leemos como se entera Jacob que su hijo había muerto y en génesis 45:26-28 leemos que Jacob se entera que su hijo está vivo y la biblia dice que su espíritu revivió.

Aquí en esta historia vemos como la tristeza y la maldad de este mundo sin darnos cuenta enfría nuestro corazón.

Descargar Audio

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *