Conductas de vida cristiana III

repro

//Pr. Luis A. Nuñez\\

7-pasos-para-estudiar-laLAS TRADICIONES

1. El poder de la tradición
Jeremías 10:2-5, Marcos 7:1-13, Colosenses 2:8
Las tradiciones y costumbres son cuestiones controversiales en la sociedad y la iglesia. Por un lado muchas de las tradiciones son buenas porque ellas mantienen el orden y los valores, pero por otro lado muchas de ellas pueden ser negativas, porque se resisten a los cambios que son esenciales para el crecimiento y el progreso.

2. Toda tradición necesita tener base espiritual
La postura de Pablo nos muestra que las costumbres de un pueblo o grupo que se armonizan con la biblia no deben ser violadas.

¿Qué son las costumbres?

Son tradiciones, leyes de comportamiento no registradas, prácticas locales, preferencias particulares de un pueblo, patrones de comportamiento establecidos durante un largo periodo.

Las tradiciones existen en toda forma en nuestras vidas, existen tradiciones familiares, así como comunales; no toda tradición es mala, existen tradiciones muy buenas y que tenemos que conservar, pero existen otras que son nocivas, principalmente para quienes queremos vivir conforme a la Palabra. Generalmente son aquellas que nos alejan de Dios de manera muy sutil y  aun directamente, entonces pertenecen al mundo y practicándolas nos constituimos opositores de Dios.  Creo particularmente que este final de año esta lleno de tradiciones que nos alejan de Dios. Como dije, existen tradiciones que son adecuadas y que no debemos eliminarlas, como por ejemplo: el aro de matrimonio que es un símbolo de una alianza, el uso del terno en los compromisos, saludar con un beso (en otros países solo es entre hombres y entre mujeres),  tomar lonche a las 5 de la tarde (tradición Inglesa), la torta en un cumpleaños, la sopa antes del segundo, los aguinaldos (salarios) se convirtieron de tradición a un derecho de ley,  por otro lado, algunas tradiciones son de doble filo y se convirtieron en excusas para emitir juicio, como el vestido blanco de las novias, que implica virginidad o pureza, con esa lógica si alguien ya tiene un hijo no puede casarse de blanco, esto lo considero injusto y no apropiado, la pureza no es expresada por el vestido sino en la redención que Cristo hizo en su vida.

Pero existen otras tradiciones que nos alejan de Dios, no solo por el acto o las costumbres sino también por el antecedente u origen:

Por ejemplo, muchas costumbres al culminar este año son:
a.    Ropa interior amarilla o una ramita de trigo, porque dan suerte.

b.    Quemar tu ropa vieja, para cambiar tu suerte en el próximo año o dar una vuelta  a la manzana para viajar mucho el siguiente año.

c.    Comer doce uvas, una por mes para que tus deseos se cumplan, ah  y ¡se tiene que hacer de espaldas a la ventana!

Queridos, solo Dios merece nuestra confianza y en Él debe estar depositada nuestra fe, Él quiere cambiar tu futuro, no es el color de ropa, no son las uvas, ni la vuelta a la manzana, es tu fe en Dios, tu obediencia a sus principios, a su Palabra, es estar bajo su favor lo que moverá montañas en tu vida y experimentarás grandes milagros. Pero alguien puede preguntar – Pastor, a la gente que hace eso se le cumple ¿Por qué? pues simplemente  porque hay alguien que esta detrás y usa esas costumbres para esclavizar, atar y hacer que creas que lejos de Dios puedes conseguir estas cosas. Este ser espiritual es el diablo. El quiere mantenerte atado y esclavizado a todo lo que te aleje de Dios, porque así dejarás de experimentar el favor del Señor y dejarás de ser un instrumento poderoso para Él.

d.    La navidad  El 25 de diciembre se celebra la  Navidad, sin embargo  en esa fecha no nació Jesús. En la actualidad nadie esta seguro de la fecha en que Jesús nació. Es evidente que en diciembre y enero se daban y se dan las temperaturas más bajas (hasta menos de 0º C) y las precipitaciones más altas (hasta 187 milímetros) de tal manera que resulta imposible que los pastores durmieran a cielo descubierto mientras cuidaban el ganado, como  Lucas lo describe en el relato bíblico del nacimiento de Jesús, pues durante esta época, incluido febrero, hombres y ganado pernoctaban bajo techo. Así pues, se comenzó a especular con las fechas: 16 o 20 de mayo, 19 o 20 de abril, 29 de marzo o 29 de septiembre… Por lo tanto no podemos determinar con exactitud la fecha del nacimiento de Jesús, es mas tenemos que decir que el plan de Dios no fue que recordáramos su nacimiento, por esto quizás no tenemos la fecha determinada. El plan de Dios fue que recordáramos lo que El vino hacer por nosotros, de que vale recordar el día que El nació si no aceptamos lo que El hizo por nosotros, este mundo necesita entender que Jesús vino con el propósito de salvarlo, esto es lo importante, ¿Dios quería que se celebrara la navidad?  ¡SI!, pero la navidad (nacimiento) de cada hombre o mujer, su nacimiento como una nueva criatura, la “verdadera navidad” es tu nuevo nacimiento en Cristo ¡Aleluya!, prediquemos esto al mundo, entonces hoy será navidad para muchos, mañana será navidad para otros y aquella fiesta que hoy se celebra con una orientación comercial y que solo trae frustración, tristeza a muchos ya que no pudieron alcanzar lo que querían o porque algunos padres no pudieron comprar el juguete que su hijo deseaba no será mas la razón de su alegría o tristeza, sino que Cristo será aquella NAVIDAD, de esperanza, de una nueva vida, de cambio y transformación, el comienzo de la vida eterna ¡Amen!

e.    El pavo y el panetón  Son tradiciones que no  te alejan de Dios; prohibir que comas panetón no tendría sentido, sería como prohibir que recibas aguinaldo, porque esta es una tradición europea que se legalizó laboralmente. Sin embargo, tu puedes hacer que cocinar pavo o comer panetón sean amistad con el mundo si dejas que estas cosas sean tu alegría o tristeza, no dejes que nada que no sea El Señor llene tu corazón (Samos 37:4-5)

f.    Reyes magos Mateo 2:1 dice : “unos magos”, Mateo 2:7, Mateo 2:11, Mateo 2:16 La Biblia dice que eran unos magos, en esa época se les denominaba así a los que se dedicaban a la astronomía y fue Orígenes y Tertuliano quienes incorporaron a  la cristiandad el titulo de tres reyes y que hacía referencia a los regalos otorgados al niño Jesús y luego se los denominó “Reyes Magos”. Se les cambió la vestimenta y en lugar del gorro frigio se les colocó coronas reales, a la usanza latina. Los nombres de Melchor, Gaspar y Baltazar fueron incorporados a partir del Siglo XIII, mediante un poema que apareció en España, titulado “El auto de los Reyes Magos”. Este poema toma la denominación de “auto” por ser el primero en su género, fue anónimo y propio del teatro religioso primitivo del medioevo. También, el Martirologio menciona a San Gaspar el primero de Enero. En conclusión, la Biblia no menciona que eran tres pudieron haber sido dos tres o más, en segundo lugar no menciona sus nombres y mucho menos el color de su piel, además cuando ellos llegaron a ver al niño Jesús el relato bíblico no dice que estuviera recién nacido como se nos quiere mostrar, se cree que tendría alrededor de dos años, porque cuando tienen un encuentro con Herodes este calcula el tiempo de la aparición de la estrella y manda a matar a los niños menores de dos años.

g.    La tradición de poner el nacimiento con el pesebre Se remonta al año 1223, en la navidad de una villa italiana. San Francisco de Asís reunió a los vecinos para celebrar la misa de medianoche. En derredor de un pesebre, con la figura del Niño Jesús, moldeado por las manos de San Francisco, se cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento; la tradición cuenta que en el momento más solemne de la misa, aquella figura inmóvil adquirió vida, sonrió y extendió sus brazos hacia el Santo de Asís. El milagro se había producido ante la vista de todos y desde entonces la fama de los “nacimientos” y su costumbre se extendió por todo el mundo. En conclusión, como cristianos no podemos tener practicas que contradicen principios bíblicos, en primer lugar porque los nacimientos armados no son la mejor ilustración de una verdad bíblica, existen muchas falsedades encerradas en ella, por ejemplo, ya vimos el tema de los magos, ahora en el pesebre no hubo animales que lo calentaban con el resuello de sus bocas, porque según dice la biblia, los animales estaban en el campo junto con los pastores, allí pernoctaban, era el tiempo de tener los ganados en los campos y dormir cuidándolos allí, los establos estaban vacios, por esto José y María pudieron encontrar espacio para quedarse, en segundo lugar, quizás lo mas grave es que nadie arma su nacimiento como una ilustración, la intención es recibir bendición en casa o el negocio, detrás esta reverencia, idolatría, las personas adoran la estatua de un niño de todos los colores de piel, formas y rasgos, nadie podría afirmar que ese era el niño Jesús, entonces se crea un ambiente inaceptable para la verdadera fe en Dios, El no vino para que adoremos su estatua y peor aun, que no lo representa, El vino para redimirnos, para que el mundo entero lo supiera y lo aceptara.

h.    El árbol de navidad La palabra Asera, que es una diosa o imagen cananea en algunas versiones antiguas se traduce indebidamente como «bosque». Estudios recientes indican que Asera era la diosa de la fertilidad entre los fenicios y cananeos y que su culto se introdujo en Israel en los inicios de la historia israelita. Según Jueces 3:7 y 6:25 había relación entre el culto de Asera y el de Baal. La imagen de Asera se hacía de madera, un tronco, palo o vara, también era representada por árboles frondosos donde se le añadían presentes y se les adornaba, muy parecido a lo que se hace hoy (2 Reyes 17: 6-23, 1 Reyes 14:23).
El culto a Asera estaba prohibido (Éxodo 34:13, Deuteronomio 16:21, Isaías 17:8). No obstante, incurrían en este pecado durante épocas de decadencia espiritual (1 Reyes 18:19, 2 Reyes 23:4). Según la enciclopedia británica (volumen 11, edición 87)  el árbol de navidad es de origen germánico, del tiempo de San Bonifacio (400 D.C.) fue adoptado para sustituir los sacrificios al Roble de Odín. En fin, el árbol de navidad no tiene nada que ver con el Señor Jesús pero si con Odín o Astarte  ¡Meditemos en esto!

i.    Papa Noel Otro elemento pagano es por supuesto Papá Noel, que en un principio se trataba del espíritu del abuelo de invierno, al que los vikingos agasajaban para que fuera benévolo y llegado el momento, partiera sin resentimiento, para dar paso a la nueva vida. Una vez cristianizados estos pueblos y siguiendo la costumbre vikinga, los bretones lo denominaron “viejo padre navidad”, uno de ellos se disfrazaba del personaje y con gran alegría el pueblo le ofrecía de comer y de beber en abundancia hasta su partida. Con el tiempo, el padre invierno, se confundió con San Nicolás, un hombre sumamente rico, nacido en lo que hoy es Turquía y famoso por su generosidad con los más pobres, en especial con los niños. Resulta que a aquel hombre que se transformó en obispo y más tarde en santo, los holandeses le tomaron particular cariño y lo llamaron en su lengua Sinter Klaas (San Nicolás) y con este nombre pasó a América, más específicamente a Nueva Ámsterdam, que luego los ingleses rebautizaron como Nueva York. Con el tiempo, Sinter Klaas se transformó en el famoso Santa Claus (Jo, Jo, Jo), es decir Papá Noel, esto es, el padre invierno. Hoy en día a los niños se les enseña que él es el que trae las bendiciones en esta fecha ¡eso no es verdad! el que trae las bendiciones es nuestro Dios.

Descargar Audio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio