Conductas de vida Cristiana I

repro

//Pr. Luis A. Núñez\\

slide_3“Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna”  1 Cor. 6:12.

 “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica” 1 Cor. 10:23.

Estamos muy cerca a las celebraciones más grandes que tiene el mundo, nos referimos a la Navidad y el Año Nuevo y como cristianos debemos tener una actitud correcta frente a todos estos acontecimientos; estas fiestas incluyen muchas tradiciones que nos hacen preguntarnos si  los cristianos deberíamos participar o no ¿Qué debemos hacer? Estos domingos quisiera instruir a la iglesia acerca de nuestra posición y nuestra conducta de acuerdo a la Palabra.

Santiago 4:4 “¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios”

La palabra AMISTAD viene del griego FILIA que es el amor definido como cariño y la palabra ENEMISTAD significa hacerse hostil u opositor, es así que cualquiera que sea amador de este mundo se vuelve hostil u opositor a Dios. Algunos pueden preguntarse entonces – Si dicen que Dios me ama siempre porque soy su hijo ¿Cómo es que ahora soy su enemigo? – Él no es tu enemigo, eres tú quien se vuelve su opositor, porque el sistema de este  mundo no es compatible con Dios; observa lo que dice

1 Juan 2:15-17:
“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”

Queridos, la Palabra es clara cuando nos dice que no amemos al mundo, el mundo al que nos referimos es el sistema en el que vivimos, un sistema que está dominado por el maligno, el príncipe de este mundo es el diablo; por lo tanto, el mundo no solo es externo, sino es una influencia demoniaca. Todavía la Biblia nos detalla que este mundo está orientado a complacer los deseos de la carne, de los ojos y la confianza propia (vanagloria),  es decir, este sistema está orientado a darte confianza en ti mismo, seguridad en ti mismo, todo eso no proviene de Dios. Si las cosas que este mundo te ofrece te dan seguridad en ti mismo eso amistad con el mundo; por ejemplo la ropa, si esta te trae seguridad o inseguridad eso es amistad con el mundo. El mundo provee a tu carne, veamos

Romanos 8:6-8:
“Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios”

Entonces ¿Cómo podemos definir o determinar que es el mundo en nuestro día a día? ¿Qué debemos hacer y qué no debemos hacer? ¿Qué debemos vestir y qué no debemos vestir?  ¿Será que debemos participar de la moda o no? etc. Quiero darles algunos parámetros que nos ayuden en estas interrogantes:

1.    Cualquier cosa que apague nuestra vida espiritual es del mundo
Es difícil mostrar que es del mundo punto por punto, la lista no tendría fin, pero debemos considerar un principio básico, el mundo es todo aquello que mata nuestras ganas de orar a Dios, que quita nuestro interés por la Palabra de Dios y que nos impide ser testimonio delante de los hombres. El mundo es una atmósfera que nos sofoca, nos hace menguar y además todo lo que desanima el corazón del hombre para amar a Dios y tener hambre por Él. No es una cuestión de que si algo es pecaminoso o no, sino si algo apaga el fuego de nuestro interior y nos hace sentir vacíos interiormente.

2.    Cualquier cosa que sea incompatible con la Palabra del Señor debe ser dejado de lado
Vestido:
Pocas cosas en el medio cristiano han producido más problemas que la cuestión de la ropa. Los problemas vienen tanto por la exageración de las iglesias conservadoras como también por la exageración de las iglesias liberales.

Después de la caída del hombre, Adán y Eva buscaron cubrirse con hojas de higuera (Gen. 3:7). Así el significado básico de las ropas es cobertura, la ropa fue hecha para cubrir; así que es necesario decir a los nuevos creyentes que el propósito de las ropas es cubrir. Si hubiere una ropa que tuviera el propósito de mostrar estaría fuera del patrón de Dios. Es necesario tener cuidado con las ropas transparentes o con ropas que necesitan enaguas y otros accesorios.

 “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios” 1 Pedro 3:3-4.

El objetivo aquí no es prohibir que las mujeres se arreglen, pero si mostrar que la preocupación primaria no es lo exterior, sino la vida espiritual.

No es la voluntad de Dios que la mujer sea negligente con su apariencia, pero debemos entender que Dios no desea que ella viva en función de su apariencia.

“Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad”. 1Timoteo 2:9-10.

El principio básico es el buen juicio, existen ropas que son insensatas, no solamente por ser sensuales, sino por ser extravagantes y ostentosamente caras.

La Palabra de Dios nos muestra que nuestra ropa habla de nuestro carácter.
Ropa diferente para cada género

“No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace” Deuteronomio 22:5.

Esto habla de travestismo e indiferenciación. Dios abomina lo unisex.
La tendencia del mundo es producir una ropa que sea usada tanto para hombres como para mujeres, el principio aquí es la diferenciación de género. Dios sabía que el diablo trataría de usar el sistema para traer confusión y pecado. En cuanto a la cuestión del pantalón, no podemos decir que el pantalón de manera general es de hombre y la falda de mujer, eso incluso depende de la cultura, la diferenciación esta en base a colores y formas,  concluimos en que la decencia es el principio.

Algunas observaciones personales
a.    Libertad personal: Todos los creyentes no necesitan vestirse de la misma manera. Hay espacio para la creatividad, belleza y buen gusto. Las hermanas tampoco necesitan usar la tela más barata y desastrosa, ellas pueden vestirse bien. Juan el bautista se vestía con pieles de camello, pero Jesús usaba una túnica sin costuras, la mejor de su época. Así el principio básico es la libertad, tanto para escoger el estilo como también el material.

b.    La ropa es secundaria: Al ver un florero este debe apenas realzar las flores, nuestras ropas de la misma manera apenas realzan nuestra personalidad, si alguien ve solo la ropa y no a la persona entonces algo está mal con esa ropa.

c.    Cada uno vístase de acuerdo a su posición: Un ejecutivo debe vestirse apropiadamente. Vestirse de manera pobre cuando se es rico llama más la atención que lo contrario. De la misma forma, ser muy pobre y vestirse como rico parece contradictorio.

d.    Vístase de acuerdo con la ocasión y el lugar: Necesitamos tener un buen criterio a la hora de vestirnos de acuerdo a la ocasión, una es la ropa para asistir a un matrimonio y otra para ir a un campamento. Una es la ropa para ir a la Iglesia y otra la ropa para jugar futbol. Cada cosa en su tiempo y en su debido lugar.

e.    Evite estar pendiente de la ropa: Si una persona viste una ropa que le hace estar pendiente todo el tiempo de ella, entonces no es la ropa apropiada. Si se tiene que estar sujetando o acomodando la falda o el escote todo el tiempo entonces la ropa no es la adecuada. No debemos pensar que es una cuestión pequeña e insignificante, pues la ropa afecta nuestro testimonio delante del mundo.

f.    Vístase de acuerdo a su edad: Cada uno de nosotros debemos honrar a Dios vistiéndose de acuerdo a nuestra edad, adolescentes deben verse como tales y así cada uno según su edad.

Descargar Audio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio