Este año podemos ver días maravillosos

//Pr. Eliud Cervantes\\

Estamos comenzando un nuevo año. Mientras que el mundo se oscurecerá cada vez más con las crisis, los terremotos, el hambre, las luchas y la confusión, Dios nos protegerá de toda forma de peligro, daño y pestilencia peligrosa.

“Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma” (Salmos 121:7)

Ahora estamos en los últimos días antes de que Jesús regrese por nosotros, y ese día llegará pronto. Mientras lo esperamos, no debemos esperar con temor porque nuestro camino brillará cada vez más. La palabra del Señor dice:

Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, Que va en aumento hasta que el día es perfecto” (Proverbios 4:18) 

Nuestra posición – Estamos completos en Él (Cristo) 

Entonces ¿cuál será el secreto para comenzar bien, o lo más importante – terminar bien el año y ver días maravillosos? ¿Se trata de establecer objetivos más claros o tomar nuevas ráfagas de inspiración y pasión? Bueno, la respuesta es simple. El secreto para comenzar el año como vencedor y ver días maravillosos es: conocer tú posición en Jesucristo.

Ahora, ¿qué significa conocer tu posición? Que por causa de la obra de Cristo Jesús en la Cruz del Calvario, nuestra línea de meta es ahora nuestro puesto de salida. Tu posición determina tu posesión. Por tanto, si este año quieres ver días maravillosos, no vivas bajo la ley, la cual se basa en los esfuerzos humanos; sino bajo la gracia, la cual se basa en las promesas de Dios, en la obra que Él realizó.

Para tener una vida victoriosa debes recordar que: No nos falta nada, que estamos completos en Él ahora. Ya estamos en la línea de meta al comienzo de nuestro viaje como creyentes.

Dios nos tomó y llevó directamente desde el punto de partida y nos puso en la línea de meta, donde todo está consumado, donde Jesús dijo que está terminado, es ahí donde empezamos ¡Esa es nuestra posición!

Muchas veces pensamos que la caminata cristiana es un camino en nuestras vidas donde un día lograremos completar algo en Cristo, pero Dios dice que NO es así. En el momento que tú has nacido de nuevo, tú estás completo en Cristo. Esto hará un mundo de diferencia con la postura que muchos toman en su día a día y también durante este año.

y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad” (Colosenses 2:10)

¡Cuando tú encuentras tu posición, tú encontrarás tu posesión! La posición viene antes de la posesión. Estamos establecidos muy por encima de todos los poderes y principados. A la verdad, el cristianismo comienza con la palabra “HECHO” y no “HACER”. Caminamos no para estar completos, sino caminamos completos y plenos.

Estamos sentados en los lugares celestiales 

Dios quiere que nos sintamos seguros, profundamente amados, liberados, altamente favorecidos y grandemente bendecidos; pero una de las tácticas favoritas del diablo hoy es crear una sensación de inseguridad, de que cualquier cosa mala te pueda suceder en cualquier momento.

Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo” (Deuteronomio 28:1-3)

Desde el punto de vista de Dios, ahora estamos sentados en el cielo con Cristo, pero comparado con el punto de vista de Dios, no podemos entender muchas cosas, por eso tenemos que tomar la palabra de Dios por la fe, pero la fe no es ciega, la fe es inteligente. La fe se basa en la autoridad superior, la realidad, la sabiduría y la inteligencia más allá de nosotros. Si confiamos en la inteligencia de Dios, tenemos que confiar en Su palabra y seguir por fe.

“según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús” (Efesios 2:4-7) 

Si intentas obtener algo a través del esfuerzo y de tus esfuerzos carnales, es una forma de incredulidad. Sin embargo, si descansas, estás honrando a Dios, demostrando que confías en Él. 

Plantados en la casa de Jehová, En los atrios de nuestro Dios florecerán”(Salmos 92:13) 

La obra consuma de Cristo te da acceso a todas las bendiciones 

No puedes merecer tu bendición por ninguna de tus buenas obras. Somos bendecidos por lo que Jesús hizo por nosotros en la cruz. No importa quién seas, dónde hayas estado o qué hayas hecho bien o mal, puedes recibir tu bendición gracias a la gracia de Dios. Y el corazón del Señor es que amemos la vida y veamos muchos días buenos.

Porque: El que quiere amar la vida y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño” (1 Pedro 3:10) 

Aquí el Espíritu de Dios nos anima a amar la vida y a ver buenos días; pero para ver buenos días, debemos guardar las palabras que estamos hablando sobre nosotros mismos y nuestros seres queridos. Tus palabras tienen la autoridad dada por Dios para volver cambiar cada situación.

Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora” (Salmos 91:3) 

La palabra “peste” es la palabra hebrea “déber”, que significa “plaga”. La palabra “déber” deriva de la palabra hebrea “dabár”, que significa “hablar” o “palabras”. Esto implica que nuestras palabras pueden causar plagas.

Es importante vigilar nuestras palabras y lo que decimos porque hay poder en la lengua. Sin embargo, para ver días buenos, ¡tenemos que empezar a hablar!

Sigue escuchando la Palabra de Dios y verás días maravillosos 

En este nuevo año, continúa escuchando y llenándote de la Palabra del Señor. Cuando continúes escuchando y escuchando la Palabra de Dios, tu espíritu se llenará de verdades y promesas que se encuentran en Su Palabra, y comenzarás a ver muchos días maravillosos por delante. Cuando escuchas la Palabra de Dios, surge fe y cosecharás los beneficios de oír y oír.

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Romanos 10:17)

Aquel, pues, que os suministra el Espíritu, y hace maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oír con fe?” (Gálatas 3:5) 

Por tanto, cualquier cosa por lo cual estás creyendo al Señor, pídele, cree en Sus promesas y las recibirás, porque Él es un Dios bueno. La manera de Dios es creer que lo recibes primero, y luego lo tendrás este 2021. ¿Cómo comienzas a creer? Dando gracias al Señor por lo que vas a hacer en tu vida.

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?” (Mateo 7:11)

Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá” (Marcos 11:24) 

¡Que tus días de este 2021 estén llenos de muchos días maravillosos al escuchar y escuchar la Palabra de Dios!

1 comentario en “Este año podemos ver días maravillosos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba