Historias del descanso

//Pr. Wilber Chavez\\

“Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabé mi carrera(A) con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios”. (Hch. 20:24)

Algo que todos debemos de hacer y entender es la predicación del Evangelio de la Gracia, el apóstol Pablo al escribir este versículo habla justamente de dar testimonio acerca de este precioso evangelio que es la Gracia, y mostrar la gracia es simplemente decir a las personas que Dios es bueno y en su bondad envió a su hijo Jesucristo para que todo aquel que en el crea no se pierda más tenga vida eterna.

LA HISTORIA DE ADAN Y EVA

Dios los creo para el descanso y para el disfrute. En génesis 2:8 dice:

“Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado”.

La biblia dice que Dios coloco en un Jardín de delicias, con todo tipo de árboles, sin necesidad de ropa, alimento o casa. Que son las tres cosas por las cuales muchas personas en el mundo se afanan demasiado. Ellos realmente vivian en el descanso. Aun su esposa Eva también recibió por gracia todas las promesas de adán. Sin mencionar que cuando Adán recibió algunas responsabilidades el no se cansaba.

Pero todo ese descanso acabo cuando ellos decidieron no confiar más en Dios. Eva decidió oír mas la voz del maligno que la de Dios, así como también Adán confió mas en su esposa que el propio Dios. Es desconfiando de Dios que salimos de su descanso.

Nuestro descanso acaba cuando dejamos de confiar en Dios. Cuando las circunstancias y la voz del maligno se hacen más importantes que lo que Dios dice.

LA HISTORIA DE LA CONQUISTA DE JERICO

Jericó era una ciudad impenetrable, muy difícil de ser conquistada. Muy parecido a la historia mitológica de Troya.

Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía. Mas Jehová dijo a Josué:  Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra. Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días. Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas. Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante. Llamando, pues, Josué hijo de Nun a los sacerdotes, les dijo:  Llevad el arca del pacto, y siete sacerdotes lleven bocinas de cuerno de carnero delante del arca de Jehová. (Josué 6:1-5)

Naturalmente hablando, conquistarla traería muchas vidas perdidas y años de planificación. Pero Dios les dio una estrategia en el descanso. Dar vueltas, delante los sacerdotes, con gritos de júbilo, ellos no se preocuparon en los detalles de estrategia y como harían caer muros tan grandes, simplemente siguieron el consejo de Dios.

Aun dicen los especialistas que gritar ayuda mucho a desestresarse. Cuando personas van al estadio a alentar a su equipo ciertamente al salir salen con más ánimo. Tal vez por ello los gritos de júbilo en los salmos. Pero es así también que nuestras batallas son ganadas. Dios quiere darnos victoria en el descanso, es el Señor quien desea pelear nuestras batallas cada día.

¿Cuándo salieron del descanso?, cuando una vez obtenida la victoria uno de ellos, un hombre llamado Acán tomo lo que no le pertenecía. Las primicias eran del Señor, esa ciudad llamada Jericó era la primera ciudad que Dios colocaba en sus manos y se sabía que todo el oro y la plata de esa ciudad tendría que ser consagrada al Señor, pero uno de ellos tomo aquello que debería ser para Dios.

“Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema; porque Acán hijo de Carmi,  hijo de Zabdi,  hijo de Zera,  de la tribu de Judá,  tomó del anatema;  y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel”. (Josué 7:1)

Acán no confió en el Señor, Dios les dio victoria de una manera muy milagrosa pero aun así es probable que Acán a pesar de ello creyó que ya no habría más victorias, creyó que el Señor tal vez no los ayudaría más y decidió tomar lo que no era suyo. Es una manera de decirle a Dios, no estoy confiando plenamente en ti, es por ello que él y todo el pueblo por causa de su actitud salen del descanso y la biblia dice que en la próxima batalla ellos perdieron y muchos hombres de Israel murieron.

HISTORIA DE ISAC Y REBECA

En la biblia Abram, que es llamado también del padre de la Fe simboliza al padre, Isaac simboliza al hijo que recibe todo por herencia y Jacob simboliza a la obra del Espíritu Santo.

Cuando observamos la vida de Isaac vemos que el no hizo nada para poder casarse ni para heredar todo lo que tenía, el simplemente estuvo allí, ESPERANDO. Isaac era como muchos jóvenes curiosos tal vez por cómo sería su futuro, con deseos de salir a conquistar el mundo y allí también encontrar el amor de su vida, pero el decidió entrar en el descanso, es allí donde encontró todo, esposa y riqueza. Si leemos el libro de Lucas capítulo 15 nos daremos cuenta que el Señor nos habla de la historia del hijo prodigo, este hijo era el menos, pero él no decidió esperar, no quiso confiar en el amor de su padre más decidió ir al mundo a experimentar. Isaac no hizo ello, como resultado fue grandemente bendecido y entre en el descanso del Señor en su vida.

Por otro lado, su hijo Jacob representa a la obra que el Espíritu Santo hace en una persona, Jacob nos muestra a alguien que se esfuerza por hacer las cosas y no ve resultados, la biblia dice que él tuvo que trabajar 7 años para poder casarse y aun así no se enriqueció.

“Y Jacob amó a Raquel, y dijo: Yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor”. (Gén. 29:18)

Aquí vemos como Jacob tuvo que trabajar para poder casarse y como más adelante las cosas no le fueron muy bien, si vemos la historia de Jacob desde un inicio vamos a percibir que Jacob hizo muchas cosas con la fuerza de su brazo y sin confiar en Dios. La biblia muestra que el se aprovechó de una necesidad de su hermano Esaú que tenía hambre y lo uso para cambiar su comida por la primogenitura, también vemos que él y su madre engañaron a Isaac para obtener su bendición, tal vez ese deseo de querer tener más de Dios no está mal y más adelante aun el Señor se alegrara con ese deseo. Pero lo que si la biblia muestra es que la manera no estuvo bien porque por causa de ello Jacob tuvo que abandonar su casa, trabajar más de 7 años para poder casarse y tiempos en los cuales fue muy estafado. Todo tiene consecuencias. Si Jacob hubiera esperado el tiempo y el favor de Dios en el descanso realmente las cosas hubieran sido muy diferentes en su vida.

Hay muchos caminos que el mundo nos ofrece pero el mejor es el camino del descanso, el camino de confiar en Dios, de saber que a pesar de las circunstancias. Dios hará.

LA HISTORIA DE JACOB Y SU SALARIO

La biblia dice que Jacob aun en medio de toda tribulación decidió volver a casa, al lugar de donde no debió moverse a pesar de saber que su hermano Esaú lo esperaba para matarlo. Decidió confiar en Dios y de esa manera entrar en su descanso. Eso nos habla de perseverar en el descanso.

Pero Jacob no era muy bien remunerado, la biblia muestra que su suegro Lavan era muy injusto con él y es allí donde Dios tenía que intervenir para traer descanso a su vida. Y el Señor decidió darle una estrategia a través de sus sueños.

Y sucedió que al tiempo que las ovejas estaban en celo, alcé yo mis ojos y vi en sueños, y he aquí los machos que cubrían a las hembras eran listados, pintados y abigarrados. Y me dijo el ángel de Dios en sueños: Jacob. Y yo dije: Heme aquí. Y él dijo: Alza ahora tus ojos, y verás que todos los machos que cubren a las hembras son listados, pintados y abigarrados; porque yo he visto todo lo que Labán te ha hecho. Yo soy el Dios de Bet-el, donde tú ungiste la piedra, y donde me hiciste un voto. Levántate ahora y sal de esta tierra, y vuélvete a la tierra de tu nacimiento”.  (Gen.31:10-13)

Una cosa es yo intentar hacer las cosas y otra muy distinta es orar y pedirle a Dios todopoderoso que intervenga y me ayude, una me introduce en el esfuerzo propio y el cansancio, pero la otra me ayuda a confiar en Dios y entrar en su descanso.

La biblia dice en Génesis 30:42 Que Jacob se enriqueció “Y se enriqueció el varón muchísimo, y tuvo muchas ovejas, y siervas y siervos, y camellos y asnos”.

Es aes la vida de quien descansa en el Señor y coloca su confianza en él, más adelante inclusive cuando al volver a casa y se encuentra con su hermano, él no lo mata más aun lo perdona. Desde ese momento Jacob es grandemente bendecido y Dios lo usa para dar origen a las doce tribus de Israel y cambia su nombre de Jacob a Israel, hoy en día, hay un país que lleva su nombre, los habitantes de ese país son sus descendientes, todo ello porque simplemente decidió entrar en el descanso del Señor.

LA HISTORIA DE LAZARO

La historia de Lázaro es muy peculiar y nos muestra el gran deseo del Señor de que todos confiemos en el amor que él nos tiene y no tanto en el amor que nosotros podamos dar. La biblia muestra que Lázaro no fue alguien que hizo grandes cosas para Dios más simplemente se dejó amar y confió en el Señor, de esa manera el entro en su descanso y tuvo aun la oportunidad de ser parte de un gran milagro del Señor.

“Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana. (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos.) Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo. Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella. Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro. Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba”. (Jn 11.1-6 )

La biblia dice que Jesús amaba a Lázaro. La pregunta es… ¿Qué hizo lázaro para ser amado por Jesús? La respuesta es muy sencilla “NADA”, no hizo nada, simplemente Lázaro se dejó amar por el Señor, el no predico, el no hizo milagros, Nada. No dijo ni pio, pero la biblia nos muestra como es Dios, la biblia no intenta mostrar hombres haciendo cosas más a Dios manifestando su gracia.

Si observamos la parábola del pastor y las 100 ovejas nos daremos cuenta que el mayor protagonista no es la oveja, ella simplemente se pierde mas quien realmente resalta es el pastor, porque el deja las noventa y nueve, va en busca de la que se perdió, al encontrarla la coloca en sus hombros, vuelve a casa y aun hace fiesta por causa de aquella oveja. Dios siempre quiere decirnos que él quiere gobernar nuestras vidas, pelear nuestras batallas, ayudarnos, levantarnos, sanarnos y curarnos, y que el solo hecho de confiar en él nos permite entrar en su descanso.

Aun la biblia dice que cuando Lázaro murió, Jesús no fue de inmediato porque deseaba mostrar la gloria de Dios, es decir que ni siquiera tuvo que pasar por la crisis de esperar porque estaba muerto. Es contrario a la historia de Saúl. Muchos quieren que el tiempo a veces pase rápido pero aun hasta en ello vemos la gracia y el mover del Señor, porque decidimos vivir cada con el Señor.

Lázaro era un improbable, pero nos muestra con su vida todo lo que puede hacer con alguien que simplemente abre su casa y su familia para que Jesús pueda entrar a su vida.

CONCLUSION

¿Deseas disfrutar más de la gracia de Dios en tu vida? Abre tu corazón y permite que el Señor entre en tu casa y en tu vida, confía plenamente en el Señor y de esa manera entraremos en su descanso. Déjate amar por Dios que la biblia dice que es AMOR.

Descargar Audio

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *