Una pandemia que se levanta como Goliat

//Pr.Luis A. Núñez\\

Durante la historia del pueblo de Israel, como durante la historia de la iglesia, se han levantado gigantes para intentar detenerla, para intimidarla, para que los cristianos pierdan el rumbo y la firmeza de su fe, pero por el contrario, esta se ha fortalecido cada vez más, la fe de los hijos de Dios se ha mantenido. Los ataques fueron directos y otras veces sutiles, directos a través de persecuciones y prohibiciones y sutiles a través de doctrinas y enseñanzas que hoy alejan a muchos hijos de Dios de la centralidad de Cristo, pero Dios colocó su Palabra para que con la revelación de ella podamos mantenernos firmes, sea cual sea el contexto, firmes en unidad, en una sola doctrina, en una sola fe.

Por esto quiero hacer del saludo del apóstol Pablo a los Colocenses mi saludo para todos ustedes:

“Porque quiero que sepáis cuán gran lucha sostengo por vosotros, y por los que están en Laodicea, y por todos los que nunca han visto mi rostro; para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento. Y esto lo digo para que nadie os engañe con palabras persuasivas. Porque aunque estoy ausente en cuerpo, no obstante en espíritu estoy con vosotros, gozándome y mirando vuestro buen orden y la firmeza de vuestra fe en Cristo. Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él; arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias” (Colosenses 2:1-7)

Tenemos en nuestra iglesia local, aquí en Cusco, aproximádamente 2000 personas  reuniéndose en las células virtuales, a través de las diferentes plataformas, lo que nos indica que un promedio de dos mil no pueden reunirse en una célula virtual por que no tienen acceso a internet. Por esta razón les pido que nos cuidemos unos a otros, manteniendo a estos hermanos presentes en nuestras oraciones y aprovechando cada pequeña oportunidad para mantener nuestros vínculos con ellos. A veces una pequeña llamada telefónica puede hacer mucho. Cada miembro es un ministro, cada uno es un edificador de la Iglesia, tienes poder y autoridad para ministrar en la vida de tu hermano. Es necesario volver a indicar que hemos puesto a su disposición una agenda telefónica con los números telefónicos de los pastores para atender consejería, vía telefónica.

Desde esta semana, en adelante, quisiera que puedas cuidar de dos o tres personas que no estén en tu célula virtual y puedas mantenerlos “unidos” a la vida de la iglesia.

Quiero agradecer a todos los líderes por el esfuerzo y sacrificio en el Señor, por pastorear a sus liderados, por mantener vivo el fuego que fue encendido en ustedes por el Señor. Quiero agradecer a todos los hermanos, que con sus diezmos y ofrendas han continuado sustentando la institucionalidad de la Iglesia. Tenemos muchas obligaciones que sostener, pero no estamos solos.

A todos los pastores y obreros quiero decirles que momentos como estos pueden ser confrontados en vuestra fe, porque la mayoría en algún momento ha renunciado a trabajos o empresas para dedicarse al ejercicio del ministerio y momentos como estos de presión pueden ser atacados con pensamientos como ¿qué ganaste con esto? Quiero decirte primero que Dios no es deudor de nadie y además compartirte lo que dice Filipenses 4:19: Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Si de algo estoy seguro es que no faltará el pan en vuestra mesa, continuemos con la labor de apascentar la grey. Nada de lo que hagamos para el Señor será en vano.

La Biblia nos narra una historia asombrosa de un gigante que era una amenaza para el pueblo de Dios y que en medio de esas circustancias, David fue usado para derribarlo y matarlo. Quisiera meditar en este acontecimiento, para que de la misma manera podamos hoy ser vencedores, veamos:

¿Quien es Goliat?

“Los filisteos juntaron sus ejércitos para la guerra, y se congregaron en Soco, que es de Judá, y acamparon entre Soco y Azeca, en Efes-damim. También Saúl y los hombres de Israel se juntaron, y acamparon en el valle de Ela, y se pusieron en orden de batalla contra los filisteos. Y los filisteos estaban sobre un monte a un lado, e Israel estaba sobre otro monte al otro lado, y el valle entre ellos. Salió entonces del campamento de los filisteos un paladín, el cual se llamaba Goliat, de Gat, y tenía de altura seis codos y un palmo. Y traía un casco de bronce en su cabeza, y llevaba una cota de malla; y era el peso de la cota cinco mil siclos de bronce. Sobre sus piernas traía grebas de bronce, y jabalina de bronce entre sus hombros” (1 Samuel 17:1-6)

En la Palabra de Dios los nombres tienen significado espiritual. Goliat, por ejemplo, significa exponer, descubrir, quitar y también puede significar ir al exilio. Gat significa lagar y lagar es el lugar donde las uvas son pisadas y prensadas. Uniendo todo, Goliat de Gat significa aquel que fue expuesto aplastado y exiliado por Dios.

Cuando leemos acerca de Goliat, vemos que el número seis está en todas partes. Tenía seis dedos en las manos y seis dedos en cada pie, su altura era de seis codos y tenía seis piezas en su armadura. Nota que el 666 es el número del anticristo, esto es para mostrarnos que representa la mentalidad del anticristo, es decir, oponerse a todo lo que tiene que ver con Dios.

“¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo” (Isaías 14:12-14)

La Palabra de Dios cuenta la historia de la caída de Satanás. El diablo expuso lo que estaba en su corazón y por eso fue expulsado del cielo. El exiliado es alguien que fue expulsado de su tierra, aquí dice fuisteis cortado, echado.

Goliat era filisteo ¿Qué significa filisteo? La palabra filisteo viene del hebreo palash que significa aquel que rueda en el polvo. Después de la caída del hombre Dios maldice a la serpiente, condenándola a comer del polvo de la tierra, el polvo de la tierra simboliza la carne del hombre, así la carne con sus deseos y concupiscencias se convirtió en alimento del diablo. Esto muestra que los filisteos simbolizan un espíritu maligno. Este espíritu se alimenta del polvo de la tierra, pero también procura hacer que se sientan sucios y desechados.

En cuanto a Goliat, se dice que era un gigante de más de tres metros de altura y tenía en su cabeza un casco de bronce. En la Palabra de Dios los metales son simbólicos, el oro representa la gloria de Dios, la plata siempre apunta a nuestra redención y el precio que se ha pagado, pero el bronce representa juicio y condenación, por lo tanto un casco de bronce tipifica una mentalidad de condenación. En el pecho tiene una coraza de bronce, indicando también, que su corazón está lleno de mentalidad de condenación y juicio. No tiene ningún amor por las personas. En sus piernas tenía protecciones de bronce, indicando que él está afirmado en la condenación. Todo lo que hace y dondequiera que vaya es para acusar, juzgar y condenar. Todo en Goliat es bronce.

Esta es la razón por lo que es tan importante para nosotros oír sobre el evangelio de la gracia. El bronce representa algo fuera de la presencia de Dios. En el tabernáculo, el altar de bronce estaba fuera del lugar santo. El altar de bronce se colocaba en el atrio del tabernáculo, fuera de la presencia de Dios, pero cuando entras en el tabernáculo, propiamente dicho, ya no ves bronce,  sólo oro. El oro habla de la justicia de Dios.

Cuanto más lejos estás de Dios, más te condenas y juzgas a los demás, pero cuanto más te acerca a Dios, más ves el oro de la justificación de Dios, cubriendo a tu cónyuge y a los hermanos. En la presencia de Dios vemos a todos cubiertos con el oro de la justificación, que viene de la sangre de Cristo.

“Dijo David a Saúl: — Que nadie se desanime a causa de ese; tu siervo irá y peleará contra este filisteo. Dijo Saúl a David: — Tú no podrás ir contra aquel filisteo, y pelear con él, porque eres un muchacho, mientras que él es un hombre de guerra desde su juventud. David respondió a Saúl: — Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre. Cuando venía un león o un oso, y se llevaba algún cordero de la manada, salía yo tras él, lo hería y se lo arrancaba de la boca; y si se revolvía contra mí, le echaba mano a la quijada, lo hería y lo mataba. Ya fuera león o fuera oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente. Jehová — añadió David —, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de manos de este filisteo. Dijo Saúl a David: — Ve, y que Jehová sea contigo. Saúl vistió a David con sus ropas, puso sobre su cabeza un casco de bronce y lo cubrió con una coraza. Ciñó David la espada sobre sus vestidos y probó a andar, porque nunca había hecho la prueba. Y dijo David a Saúl: — No puedo andar con esto, pues nunca lo practiqué. Entonces David se quitó aquellas cosas. Luego tomó en la mano su cayado y escogió cinco piedras lisas del arroyo, las puso en el saco pastoril, en el zurrón que traía, y con su honda en la mano se acercó al filisteo. El filisteo fue avanzando y acercándose a David, precedido de su escudero. Cuando el filisteo miró y vio a David, no lo tomó en serio, porque era apenas un muchacho, rubio y de hermoso parecer. Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos? Y maldijo a David por sus dioses. Dijo luego el filisteo a David: Ven a mí, y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo. Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel. Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos” (1 Samuel 17:32-47)

David tenía que enfrentar un gran problema suyo y a la vez un problema nacional, pues si los filisteos los vencían, entonces él con los demás serían sojuzgados. Intentaron colocarle el uniforme de guerra, pero al colocárselo no conseguía ni caminar, sin embargo, no se desanimó, no retrocedió por ese hecho, sino usó una estrategia diferente, buscó cinco piedras.

  1. Cinco piedras nos hablan de propósito (En el tiempo de Dios)

Si alguien hubiera preguntado a David por qué estaba recogiendo aquellas piedras él no diría que iba a jugar tiros, las piedras tenían un propósito específico. Las piedras suelen ser usadas para innumerables finalidades, pero aquellas cinco piedras tenían un propósito específico. No pierdas el propósito en tu vida. Si perdemos el propósito no venceremos en la batalla. Esta es tu única oportunidad histórica, de vivir para el cumplimiento del propósito de Dios en tu vida, es muy fácil desviarse del propósito, muy sutilmente podemos hacerlo, por la intimidación, por la desilusión, por la incertidumbre.

Hemos visto, el anterior domingo, que Dios nos llamó, nos predestinó para el cumplimiento de un gran propósito. Este es el tiempo de esforzarnos en la gracia, de hacer lo que Dios nos demandó, de caminar en sus caminos. Hebreos 11:40 nos muestra que los antiguos cristianos pasaron por circunstancias difíciles, que no se comparan con lo que estamos pasando hoy, ellos fueron perseguidos, fueron martirizados, en muchos casos hasta asesinados, sufrieron mucho, sin embargo, su perseverancia los hizo vencedores. Hoy no enfrentamos esa clase de persecución y aunque existe una prohibición de congregarnos presencialmente, aun podemos hacerlo a través de las plataformas de internet y no somos juzgados por eso, así que no hay comparación con lo que ellos pasaron, pero Dios nos dice en Hebreos 11:40: “porque Dios tenía reservado algo mejor para nosotros, para que no fueran ellos perfeccionados aparte de nosotros”. La palabra mejor es traducida de la palabra griega Kratos que quiere decir útil, es decir, Dios preparó algo útil para que no solo ellos sean perfeccionados.

Su realidad hizo de que ellos sufrieran y allí se tornaron en vencedores, ahora estamos viviendo una pandemia, con consecuencias que vuelvo a indicar, no son comparables con las que ellos pasaron, pero el Señor permitirá que en esta realidad te tornes en vencedor.

¿Cómo vencer este gigante? Manteniéndonos firmes en el propósito al cual Dios nos llamó.

Mi hermana conoció a una mujer en Lima, en un hospital, que estaba ansiosa por ir a su casa para atender a sus hijitos. Mi hermana pensó que serían niños y le preguntó por su edad, ella dijo que tenían 20 y 25 y tenían síndrome de down. Ella además dijo algo que impactó a mi hermana: “Dios me los ha dado para cuidarlos y para amarlos”. Su angustia no era fruto de tenerlos, su batalla era fruto de buscar lo necesario por cuidarlos ¿Comprendes la diferencia? Recuerda lo que dice el Señor: “si permaneces en mi y yo en ti, darás mucho fruto”, entonces esforzarte en la gracia es mantenerte en el propósito de Dios para tu vida. 

  1. Cinco piedras nos hablan de perseverancia

Una piedra pudo haber sido suficiente, de hecho lo fue, pero David escogió cinco, indicando que el tenía la intención de usar una después de otra en caso la primera fallase. Nunca te auto acuses por tus errores, existe esa posibilidad pues podemos errar,  la clave es la perseverancia, en Él tenemos siempre un nueva oportunidad. Esto significa que es posíble que ciertos gigantes solamente caigan en la quinta pedrada, pero puede tambien indicar que no todos somos tan hábiles como David y necesitamos intentar más de una vez. La marca de un creyente debe ser la perseverancia, una vida donde solo tengamos una opción, continuar. Estoy aquí para poder orientar tu vida a través de la Palabra, no puedo tomar decisiones por ti, se que cada uno tiene una situación diferente ¿Por qué muchos matrimonios se disuelven? La realidad es que todos los matrimonios tienen crisis, pero todos podemos luchar un poco más, la clave es entender que no tenemos opciones, eso es lo que nos da la dirección necesaria hacia la victoria.

David escogió cinco piedras para perseverar con ellas hasta matar a Goliat. El problema es que muchos perseveran en lo que no deben, perseveran en el pecado, en el mal carácter, en el rencor, en la ruptura de principios de Dios y las consecuencias son duras. 

  1. Cinco piedras nos hablan de preparación y entrenamiento

David no era un novato o un principiante en el uso de la honda, él ya había entrenado bastante. Recuerda que el tiempo invertido en entrenamiento no es tiempo perdido (curso de entrenamiento de líderes y curso de madurez espiritual). Probablemente fueron las amenazas al rebaño las que motivaron a David a conertirse en un buen tirador y aunque él nunca pensó que un día derribaría a un gigante con una piedra, ese entrenamiento le sirvió a la perfección. Probablemente estamos siendo entrenados para liderar una célula, pero aquel entrenamiento será útil para pastorear una iglesia o inclusive, para administrar una empresa. Fuimos entrenados para ser vendedores, Dios usa esa capacitación para otras finalidades en su Reino.

Entrenamiento nos habla de disciplina. Las piedras que usó eran piedras preparadas, labradas durante mucho tiempo a través de los golpes y ser arrastradas por el agua, por este tratamiento es que estas piedras se hicieron útiles y perfectas para la honda, mucha de nuestra efectividad depende de nuestro entrenamiento. Si el diablo está entrenando este mundo para el gobierno mundial del anticristo, tú eres entrenado para ser un vencedor. 

  1. Cinco piedras nos hablan de innovación y cambio de paradigma, de creatividad

En los dias de David no se menciona que fuera una costumbre ir a la guerra con una honda, pero despues de lo que hizo David podemos ver que se formó un batallón de honderos en el ejército (1 Crónicas 12:2, 2 Crónicas 26:14). 

Dios siempre hace cosas nuevas a través de sus escogidos. No estoy hablando de nuevas invenciones teológicas o nuevas doctrinas, sino de estratégias, no solo en tu vida personal, sino en la iglesia. Comienza a hacer lo que nunca hiciste hasta ahora, si nunca ayunaste comienza a hacerlo, si nunca asististe a un curso bíblico comienza hacerlo, si nunca predicaste en un bus comienza hacerlo, etc. Si quieres cosechar lo que nunca cosechaste, siembra lo que nunca sembraste.

No te amilanes, no te sientas disminuido, el gigante será derrumbado por que crees en el Señor. Las células virtuales, la manera de cómo desarrollarlas y formas diferentes de evangelizar, en tu día a día inventarás platos de comida que se acomoden a lo que tienes, nuevos negocios o formas de generar recursos ¡Aleluya!.   

  1. Cinco piedras nos hablan de responsabilidad y compromiso

En la Bíblia el número cinco simboliza responsabilidad. Pudieron ser seis o siete, pero cinco es completa responsabilidad. Nunca asumas la solución de tus problemas como una mera solución circunstancial, asúmela como una gran responsabilidad. Tu familia necesita más que nunca de tu responsabilidad, para cada paso que des. La iglesia necesita de mayor responsabilidad de todos, para avanzar juntos. David tomó sobre si la responsabilidad de vencer al gigante ¿Cual es hoy tu responsabilidad? ¿Qué responsabilidad asumiste?   

  1. Cinco piedras nos hablan de corage y valentia

Si hubiera errado los cinco tiros no habría escapatoria, pero el corage de David tenía una base, él iba en nombre de Jehová de los ejércitos, se esforzo en la gracia. En primer lugar, su corage estaba basado en su fe, porque él creía que el Señor estaba con él.

Ten coraje, ten valentía en estos días, ante la intimidación de esta pandemia levantate para declarar lo eres en Cristo.
Descargar Audio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba